El ahorro, una costumbre obsoleta en los tiempos de impresión acelerada de moneda

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • "No necesitamos más moneda, dígase papel moneda y metales comunes estampados y adornados".

  • "Necesitamos dinero duro que nos permita almacenar y acumular riqueza".

  • "Bitcoin como dinero propone, a diferencia de las monedas fiat gubernamentales, una opción completamente voluntaria".

  • "El convertir ahorros en moneda fiat en Bitcoin mes a mes es una propuesta sumamente poderosa".

  • promo

    ApeCoin está en auge. Comienza a operar con CFD en ApeCoin, ¡el nuevo proyecto cripto más popular!Negocia ahora

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

Desde muy pequeño mis padres me hacían énfasis en ahorrar.

En mi recámara tenía un papel pegado a la pared mostrando la equivalencia monetaria de labores del hogar sencillos para un niño de 8 años:

  • Hacer la cama – 1 peso
  • Poner toda la ropa sucia en el bote de ropa – 2 pesos
  • Recoger mi plato después de comer – 3 pesos
  • Levantar las 💩 del perro – 5 pesos

Una vez cumplida una de estas tareas, una de estas misiones diarias, se me recompensaba con una, o unas cuantas monedas en mi alcancía. Cuando acumulaba suficientes monedas éstas se convertían en ligeros papeles coloridos.

A esa edad debo confesar estaba muy lejos de entender qué significaban y cuál era el valor de estas monedas metálicas y papeles de colores. Mi primera impresión como niño era que estos artilugios serían de mucho valor en el futuro, más que en el presente, por lo que era mejor resguardarlos que gastarlas, aunque esto implicaba el posponer o eliminar uno que otro gusto culposo en la tienda de la esquina.

Años después, al paso de mi vida académica se me hizo ver con brutal certeza que el dinero que guardamos pierde su valor, su capacidad de compra año con año. Aún puedo escuchar a mi maestro de Ingeniería Económica durante la primera lección “El dinero vale más hoy de lo que valdrá mañana”.

NFT arte

¿Por qué es que nuestros ahorros pierden su valor al paso del tiempo? ¿Por qué parece que nadie levanta la mano, por qué parece que no existen respuestas directas y claras a este cuestionamiento? ¿Hay algo que no entendemos? Sin entrar a temas escabrosos para buscar responder a esta pregunta la cual merece por lo menos un buen libro para sustentar las ideas y argumentos necesarios, es claro que necesitamos un vehículo para incentivar, permitir y proteger el ahorro. No necesitamos más moneda, dígase papel moneda y metales comunes estampados y adornados, necesitamos dinero duro que nos permita almacenar y acumular riqueza y capital libre de expropiación forzada.

Nuestra moneda fiat, dígase de aquella que puede ser conjurada, creada o impresa a voluntad por un gobierno o autoridad pierde su valor de manera acelerada al paso del tiempo. Desde que se emitiera el primer tiraje de papel moneda hace aproximadamente 1,000 años la vasta mayoría de las monedas fiat han perdido la totalidad de su valor inicial y aquellas que sobreviven han perdido por lo menos el 95% de su poder de compra inicial.  

Para contrarrestar esta pérdida de valor adquisitivo de la moneda, se nos incentiva a invertir, ya sea para hacer ‘crecer’ nuestro dinero o por lo menos estar a la par con la inflación, es decir, el incremento en los costos de bienes y servicios.

Winklevoos y Bitcoin

El invertir nuestros ahorros implica un riesgo, ya que claramente no existe tal cosa como una inversión sin riesgo. ¿Pero qué no hemos ya arriesgado suficiente para acumular nuestros ahorros?

Toda persona, sobre todo los emprendedores e independientes que exponen e invierten su capital, pero también el trabajador que goza de un salario corre riesgos para obtener una remuneración a cambio de su trabajo y esfuerzo. Para que este trabajador haya sido contratado se tuvo que preparar, invirtiendo tiempo y recursos en esta etapa preparatoria, ya sea académica y/o empírica.

Una vez obtenidos los conocimientos suficientes necesita despertarse temprano, salir a la calle, exponiéndose a potenciales enfermedades, inseguridad, desastres naturales y otros riesgos que comúnmente normalizamos en nuestro día a día. Finalmente, una vez obtenida esa remuneración, la recompensa por los riesgos tomados y el esfuerzo entregado, aun cuando los ingresos sean mayores a los gastos a la persona se le hace ver que necesita tomar riesgos adicionales con su capital restante solo para mantenerlo y evitar que se haga polvo.

¿Qué no habíamos tomado ya riesgos suficientes? Esto parece una pesadilla, un juego retorcido cuyas reglas parecen estar claramente en nuestra contra en donde tarde o temprano cometeremos un error debido a la incesante toma de riesgos y perderemos aquello por lo cual intercambiamos nuestros recursos más valiosos y escasos: Nuestro tiempo y esfuerzo.

Para nuestra buena fortuna, existe una forma de dinero duro el cual no requiere tomar riesgos de manera perpetua solo para mantener su valor. Es más, al paso de los últimos 13 años ha incrementado su valor sin la necesidad de tomar acción alguna, basta solo mantener bajo buen resguardo y de ser posible acumular.

Bitcoin

Bitcoin como dinero propone, a diferencia de las monedas fiat gubernamentales, una opción completamente voluntaria, la cual puede ser adoptada sin coerción alguna. De la misma manera y debido a sus escases (sólo existirán 21 millones de BTC) no es posible que se impriman más unidades diluyendo el valor de las existentes. Para el primero de abril de 2022 se han puesto en circulación 19 de los 21 millones a ser emitidos, 90% de todos los BTC.

El convertir ahorros en moneda fiat en Bitcoin mes a mes es una propuesta sumamente poderosa para cualquier persona, emprendedor, empresario e incluso gobierno. Implica la acumulación de capital, riqueza que si se maneja de manera adecuada y cuidadosamente está a salvo de cualquier entidad no autorizada, inclusive de un gobierno. Ahorrar en Bitcoin tiene el potencial de ser la opción más potente y menospreciada que tiene la persona común y corriente de acumular riqueza de manera acelerada. Si tu dinero puede ser restringido, congelado, apagado, confiscado o expropiado en realidad nunca fue tu dinero.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.
Share Article

Nacido en la ciudad de México en 1986, desde muy pequeño y de la mano de su padre, un programador que apostó fuertemente por la informática y el desarrollo computacional, atestiguó el auge del Internet, batallando con módems y software especializado para mandar con gran esfuerzo un correo de manera totalmente electrónica. Por otro lado, le causaba fascinación todo lo relevante al dinero, ese extraño elixir con el que aparentemente conseguías todo lo que desearas. En cuanto cumplió 8 años abrió su primera cuenta bancaria y en bicicleta viajaba a depositar sus ahorros. Años después y antes de graduarse de la licenciatura en ingeniería química por la Universidad de las Américas, Puebla, recibió una una beca para realizar su maestría en la King Abdullah University of Science and Technology en Arabia Saudita. Posteriormente fue reclutado por la compañía petrolera más grande del mundo: Saudi Aramco, para ser entrenado como ingeniero en procesos de refinería petrolera. En el vecino país de Bahrein, gustaba pasar horas visitando las librerías Virgin, cadena del excéntrico magnate inglés Sir Richard Branson. Fue en una visita a la librería Virgin a principios de 2016 que encontró un libro sobre Bitcoin y las criptomonedas. Al acabar de leerlo, en abril de 2016 compró sus primeros centavos de bitcoin para aprender y experimentar. Desde entonces, dedica la gran mayoría de su tiempo libre a aprender, experimentar, invertir y compartir su experiencia en el ámbito de Bitcoin y las criptomonedas.

SEGUIR AL AUTOR