Hoy se celebra el Día Mundial de África como una forma de rememorar la creación de la Unión Africana, un organismo multilateral que agrupo a todo el continente bajo la idea de la libertad, y parece que, a pesar de las dificultades, las criptomonedas han demostrado ser una poderosa herramienta para conseguir el tan ansiado objetivo.

Y esta semana, los entusiastas de las criptomonedas de todo el continente tienen otro motivo para celebrar, pues acaban de romper un récord de trading P2P de Bitcoin, superando a América Latina —región que ha sido tomada como punta de lanza para demostrar los casos de uso de las criptomonedas.

De acuerdo con datos del sitio de métricas Useful Tulips, los mercados de África movieron más de 13 millones de dólares durante la semana pasada en Paxful y Localbitcoins. El comportamiento no solo supera en volumen a Latinoamérica, sino que aplasta a la región en velocidad de crecimiento.

Las causas que llevaron a los países Africanos a fundar la Organización para la Unidad Africana (posteriormente Unión Africana) abarcaban muchas aristas, pero fundamentalmente los países querían “simbolizar la determinación de los pueblos de África de liberarse de la dominación extranjera”. Desde entonces, la temática de las cumbres ha tomado varios matices políticos, sociales y económicos.

Las criptomonedas podrían facilitar el camino a la libertad

Parece que la determinación independentista es algo que va mas allá de lo diplomático y está comenzando a ser asumido individualmente por cada vez más africanos de a pie. De acuerdo con un informe de Arcane Research, África Subsahariana tiene 61% menos bancos por habitantes que el promedio mundial, sin embargo la proporción de propietarios de fondos en criptomonedas en varios países de la región supera con un amplio margen al promedio global.

Solo como ejemplo, una encuesta reveló que Sudáfrica es el tercer país con mayor proporción de usuarios de criptomonedas mientras que Nigeria es el quinto

. Otra similar indicó que el 16% de todos los sudafricanos con internet han tenido o tienen criptomonedas.

Es decir, a medida que la infraestructura bancaria se hace más limitada e insuficiente, los africanos lentamente toman el asunto por sus propias manos, hacen lo que pueden y acuden a alternativas descentralizadas como una forma de resolver sus problemas. Y eso es una manera de contribuir a su independencia.

Sin embargo, aún quedan muchos retos para el país. La poca penetración de internet complica mucho el sueño de una adopción masiva de las criptomonedas. Apenas el 39% de la población tiene algún tipo de conectividad (comparada con un 63% para el resto del mundo) y se requieren cerca de 100 mil millones de dólares en inversiones para conseguir un estándar razonable de acuerdo con un reporte de la Organización de las Naciones Unidas —meta que por supuesto se encuentra muy lejos de concretarse en la realidad.

Y aunque esta situación ha estimulado una especie de renacer financiero —con iniciativas como MPesa y la apertura de algunos países como Túnez, Ghana, Senegal y Rwanda a la emisión de moneas digitales— lo cierto es que las criptomonedas se están abriendo paso a un ritmo acelerado en este mercado, haciendo un poco más independientes a los africanos del complicado mundo de la banca tradicional.

Y aunque las criptomonedas sean apolíticas, muchos africanos también celebraron el Bitcoin Pizza Day con la misma alegría que el Día Mundial de su continente.