XRP se dispara hasta el 9,85%, el lunes 3 de agosto, un día después de una ola de liquidaciones de Bitcoin y Ethereum. Las criptomonedas vuelven a subir, pero la moneda de Ripple crece más. Grayscale está ganando tras duplicar su inversión en criptoactivos.

Los inversores han esperado mucho tiempo para una valoración positiva de XRP. Dicha criptomoneda, vale la pena recordarlo, llama la atención por haber estado presente en el impulso alcista de 2017 y no haber recuperado nada cercano su nivel máximo desde entonces.

Desde 3,4 dólares según Coingecko, el activo se ha hundido hasta valer centavos. En marzo, alcanzó los 0,13 dólares y comenzó a recuperarse. Desde el 20 de julio, ha ido en aumento y hoy cotiza por encima de los 0,31 dólares.

Una de las razones puede ser el optimismo institucional en torno al activo. El pasado viernes 31 de julio, Grayscale, el mayor gestor de fondos de criptomonedas del mundo, anunció la expansión de las compras de XRP.

La empresa tiene ahora 6,2 millones de dólares en XRP, el doble de los 3,1 millones registrados hace unos días.

Aunque es poco comparado con los activos de Bitcoin y Ethereum, por ejemplo, el aumento es significativo. Según el último informe, el fondo ya tiene 5.200 millones de dólares en criptomonedas.

Comprar y vender con Ripple (XRP)

El aumento de la inversión de Grayscale se produce poco después de que Visa anunciara que XRP es una de las divisas que se aceptarán para los pagos. Además de la criptomoneda de Ripple, sólo Ethereum y Bitcoin están bajo los mismos planes.

Otra novedad bien recibida por los inversores es el lanzamiento de la API de compra de Ripple. Con esta característica, las tiendas podrán aceptar XRP para vender cualquier producto, lo que puede aumentar la adopción de la moneda.