En medio de la crisis que afecta al mercado mundial, las transacciones de Bitcoin han caído significativamente en el último mes, registrando niveles no vistos desde diciembre de 2018.

Durante el mes de marzo, Bitcoin ha observado un descenso tanto de la minería como de la rentabilidad del hashrate, pero todo parece indicar que el uso en la red también está disminuyendo.

La actividad de Bitcoin cae a niveles de diciembre de 2018

La criptomoneda más grande del mundo está registrando una caída significativa en su uso a medida que la crisis de salud mundial continúa. Con los usuarios atados por ingresos y efectivo, los activos de refugio como Bitcoin están viendo sus transacciones en declive. La caída ha sido tan significativa que ahora se encuentra en niveles no vistos desde diciembre de 2018.

Los números de las transacciones fueron resaltados recientemente por Mati Greenspan (@MatiGreenspan):

Las posibles explicaciones acerca de la disminución son numerosas. Algunos afirman que en este momento difícil, muchos optan simplemente por resguardar (HODL’ing, en inglés) sus criptomonedas a medida que enfrentan preocupaciones más apremiantes en sus vidas cotidianas. Sin embargo, otros sostienen que Bitcoin se ha convertido en un elemento secundario ante un fenómeno de mayor importancia a nivel mundial.

Aún así, otros lo ven como una señal de que pronto podríamos experimentar más bajas en los precios. En otras palabras, la caída de las transacciones es un indicador rezagado de un movimiento más bajista que llega a los mercados.

Mantenerse sobre los USD 6,000

A pesar de atravesar hace tres semanas una grave crisis que le hizo disminuir su precio en un -40%, Bitcoin ha logrado recuperar algo de terreno. Ahora se negocia con seguridad por encima de los USD 6,000, y actualmente se encuentra en USD 6,350.

Sin embargo, algunos indicadores aún plantean un problema para Bitcoin. Por ejemplo, el hashrate ha caído un 40% durante el mes de marzo y muchos mineros se ven obligados a retirarse debido a la baja rentabilidad. Se especula que la caída del precio registrada en marzo fue causada por los mineros que vendieron sus recompensas. Otros sostienen que la caída del precio se intensificó por la estafa PlusToken.

Aún así, tendremos que esperar y ver si esta manifestación actual es legítima o no. De acuerdo Índice del Miedo y Avaricia en Cripto (Fear and Greed Index, en inglés), el mercado de criptomonedas todavía se encuentra en niveles de ‘miedo extremo’. De hecho, todo el mercado ha mantenido este nivel de miedo durante gran parte del mes de marzo. Si la ruta del mercado global continúa, podríamos ver que Bitcoin caerá aún más a medida que los HODL’rs se desesperen por pagar facturas y necesiten cobrar. En resumen, el futuro sigue siendo terriblemente incierto.