Según un acuerdo de hace tiempo, el fundador de Stellar y el antiguo cofundador de Ripple recibirá otros 63 millones de XRP.

En 2011, Jed McCaleb fundó Ripple. Envuelto en múltiples demandas, McCaleb ha sido restringido de vender todo su alijo de más de 4.7 billones de XRP. Sus altísimas propiedades han sido una constante espina clavada para Ripple y también han hecho de McCaleb una de las personas más ricas del mundo.

Durante años, McCaleb ha estado recibiendo XRP de forma semiconsistente, y parece que acaba de recibir un nuevo lote de tokens de XRP.

McCaleb recibe otros 63M de XRP

Según Whale Alert (@whale_alert), McCaleb ha recibido otros 12,3 millones de dólares de XRP de su acuerdo. Unos 63,7 millones de XRP fueron transferidos a su cartera hoy temprano.

Muchos respondieron con la expectativa de que McCaleb vendiera sus propiedades una vez más, como lo ha hecho en el pasado.

Por el momento no está claro si las restricciones del acuerdo legal impiden que McCaleb venda de inmediato o si puede deshacerse de los tokens en una sola venta.

Descargando monedas constantemente

Según el programa, Ripple desbloquea 1000 millones de monedas cada mes. El equipo también suma las participaciones de McCaleb en XRP. El resultado ha sido una constante presión de venta, en la que se ha comparado a XRP con la estafa de Plus Token

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
– un esquema piramidal que realizaba ventas de manera interminable para enriquecer a sus fundadores. Las continuas ventas hicieron que XRP fuera el mayor perdedor entre las 10 principales criptomonedas en 2019.

No está claro qué hace McCaleb con sus propiedades. Fundó Stellar (XLM), que ahora cuenta con una capitalización de mercado de 980 millones de dólares en el momento de escribir este artículo. Además de recibir XRP, también es dueño de una gran participación en su criptomoneda XLM.

BeInCrypto ha informado previamente sobre el botín de McCaleb. A partir de febrero de 2020, ha vendido unos 1.050 millones de XRP valorados en unos 135 millones de dólares.

Aunque no tenemos ninguna evidencia que muestre que McCaleb se apresure a deshacerse de sus XRP recién recibidas, los traders deben ser conscientes de que la amenaza está ahí.