La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, considera que la actual crisis económica es la peor de la historia de la organización

. [CNBC]  El análisis fue presentado en una conferencia de prensa en la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra.

Georgieva dijo a los periodistas que COVID-19 ha generado un colapso financiero sin precedentes. En su estimación, es mucho peor que la crisis económica de 2008, con la economía mundial llegando a un “estancamiento”.

El dolor para los débiles

La directora también dejó claro que el cierre económico inducido por el virus está teniendo un mayor impacto en las economías en vías de desarrollo que en las maduras. Así como se cree que el virus ataca a los menos saludables, la crisis económica está paralizando a las naciones económicamente más débiles.

El impacto inmediato se siente por la falta de recursos financieros. La mayoría de las naciones en desarrollo tienen pocas reservas para ayudar a sostener la economía durante las temporadas de crisis.

Además, las naciones en vías de desarrollo también son más dependientes de las exportaciones, lo que agrava la debilidad. La crisis ha hecho que los inversores salgan de las economías en desarrollo por el monto total de 90.000 millones de dólares, Georgieva declaró:

“Esto es mucho más que que una crisis financiera mundial, algunos países dependen en gran medida de las exportaciones de productos básicos. Con el colapso de los precios, se verán afectados una vez más”.

Hasta la conferencia de prensa, 90 naciones habían solicitado ayuda al FMI. Con 1 billón de dólares en sus arcas, la agencia ha prometido utilizar todos sus recursos para apoyar a las economías en crisis.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Un camino largo

La esperanza de que se produzca una reanudación económica, en particular en esos países en vías de desarrollo, sigue siendo difícil de alcanzar. Eliminar las restricciones de “quedarse en casa”, o permitir que las empresas empiecen a funcionar con normalidad, podría aumentar el riesgo económico.

Según el Director General de la OMS, Ghebreyesus, las naciones que intentan abrir las economías demasiado rápido tendrán mayores crisis económicas. [CNBC] Esto, argumenta, se debe a las nuevas oleadas del virus que están devastando a las poblaciones.

El FMI está de acuerdo en la necesidad del cierre económico continuo por el momento. Para Georgieva, la recuperación será un proceso largo, que requiere que las naciones tomen medidas drásticas ahora para promover la estabilidad más adelante.

Los mercados a la espera

Con la economía mundial estancada, la mayoría de los inversores ven el peligro en casi todos los sectores. Bitcoin ha visto una relativa estabilidad en o cerca de 6.500 dólares durante la última semana, ya que los inversores parecen haber capeado la fase más dolorosa. Sin embargo, el retorno a los niveles máximos observados a principios de año puede requerir una recuperación económica generalizada. Como el FMI ha sugerido, el camino a seguir podría ser largo.