A finales de febrero, el exchange de criptomonedas Buda.com, presente en Argentina, Chile, Colombia y Perú; anunció que se ha convertido en el primero de su tipo en lograr obtener el sello de neutralidad de carbono. Asimismo, ofrece a sus clientes la posibilidad de realizar transacciones “verdes” o ecológicas.

La neutralidad de carbono, también conocida como huella de carbono cero o neutralidad climática, se refiere a la situación en la que un individuo o empresa consigue emisiones de dióxido de carbono (principal gas de efecto invernadero y recalentamiento del planeta) iguales a cero. Esto se logra mediante el equilibrio entre las emisiones enviadas a la atmósfera y las emisiones retiradas, transformadas por plantas o compensadas con créditos de carbono.

A su vez, los créditos o bonos de carbono consisten en un mecanismo mediante el cual las compañías aportan cierta cantidad monetaria a algún proyecto ecológico, como la reforestación, por cada tonelada de dióxido de carbono liberada por ellos a la atmósfera. De esa manera, cada empresa debe calcular cuál es exactamente su huella de carbono total (los gases de efecto invernadero emitidos).

Esa parece ser la vía que ha tomado Buda.com para compensar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) emitidas por las transacciones de la red Bitcoin, en particular. Debido a que el sistema de esta criptomoneda requiere de mucha electricidad, y esto equivale a energía productora de CO2; se ha acusado a Bitcoin de ser contaminante. Si bien, esto depende también de si la fuente de energía utilizada para minarlo es renovable o fósil.

De acuerdo a las estadísticas que el exchange calculó en base a los estudios de la American Chemistry Society y Digiconomist, Bitcoin consume unos 80 TWh al año y 0.181 tn de CO2 por transacción. Con su iniciativa, Buda.com espera reducir al menos 2.9865 tn de CO2.

¿Cómo funciona?

Para lograr su objetivo, el exchange formó una alianza con la fundación Pic Parks, que ofrece un portafolio de proyectos ecológicos con los cuales colaborar. Como menciona Buda:

“Buda.com ha firmado un convenio con la fundación Pic Parks, en donde ellos le entregan a Buda.com una terna de proyectos de conservación que son previamente seleccionados y posteriormente auditados. Una vez seleccionados los proyectos, actuamos como recaudadores de las organizaciones sin fines de lucro seleccionadas. De esta forma, al realizar una donación voluntaria en Bitcoin (BTC), el 100% de la misma es entregada directamente a la organización seleccionada, para que esta sea destinada al proyecto de conservación del ecosistema que lideran”.

Así, por cada transacción como cliente de Buda.com, aparece la pregunta de si deseas “ayudar a mitigar la huella de carbono” de esa misma operación. Tienes entonces tres opciones: mitigarla en un 100% (lo que cuesta unos 1,6 USD adicionales, dependiendo del país), mitigarla en un 50% (0,8 USD) o “No por ahora”; pues la pequeña donación es completamente voluntaria.

El dinero recaudado irá directo entonces a alguno de los proyectos de conservación ambiental que maneja Pic Parks, la mayoría de los cuales, de momento, se ubican en distintas regiones de Chile

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
. Algo que no es de extrañar, pues Buda.com proviene de este país.

Otras propuestas

Buda.com toma así el título como el primer exchange “verde” del mundo, y espera que otras compañías se sumen a su lucha por la sostenibilidad de las criptomonedas.

“Esperamos que todas las empresas de criptomonedas del mundo se sumen a esta iniciativa, al mismo tiempo que todos los clientes y usuarios de criptomonedas, ya sea de Buda.com u otra empresa, comiencen a exigir y aportar para lograr tener una industria más sustentable. Demostremos como comunidad que podemos construir una nueva industria financiera más justa con las personas y con nuestro planeta”.

Por otra parte, ya existían con anterioridad diversas criptomonedas diseñadas para ser más amigables con el medio ambiente. Entre ellas podemos contar a BitGreen (BITG), Eco Coin (ECO), EverGreenCoin (EGC), Green Token (GREEN), Green Power (GRN), Pylon Network (PYLNT) y muchas más.

Sin embargo, la mayoría de las grandes empresas relacionadas al criptomundo, en lugar de centrarse en el medio ambiente, han dedicado sus esfuerzos a plataformas o fundaciones de caridad general. Tal es el caso de la Blockchain Charity Foundation de Binance y GiveCrypto de Coinbase.

Quizás Buda.com logre establecer tendencia respecto a la reducción de emisiones, dado que la polémica sobre la posible contaminación de Bitcoin continúa.