Ver más

¿Están seguros los NFT en OpenSea? Un trader lo descarta y presenta denuncia

5 mins
Por Josh Adams
Traducido por Eduardo Venegas
Únete a Nuestra Comunidad de Trading en Telegram

EN RESUMEN

  • Un trader de NFT está iniciando acciones legales contra el marketplace de NFT más grande del mundo, OpenSea.
  • Robbie Acres y su equipo legal, Traverse Legal, creen que OpenSea no hizo lo suficiente para evitar la reventa de activos robados.
  • El gigante de NFT también bloqueó la cuenta de Acres durante más de dos meses, lo que impidió el trading durante un momento de gran volatilidad del mercado.
  • promo

Tras el robo de múltiples NFT, OpenSea ha pedido a un usuario que cometa perjurio como condición previa para desbloquear su cuenta. Este movimiento sienta un precedente preocupante para los usuarios del mercado NFT más grande del mundo .

Si tiene la mala suerte de que le roben un NFT, esperaría que el marketplace NFT más grande del mundo actúe con rapidez y diligencia. BeInCrypto ha aprendido que esto no siempre es así. En el caso de Robbie Acres, OpenSea congeló su cuenta durante más de dos meses.

NFT

A menos que hiciera una declaración de que su monedero no había sido comprometido, no la recuperaría. Esto es lo que sabemos:

El 12 de julio de 2022, a las 13:28 GMT, se transfirieron dos NFT sin permiso del monedero de Robbie Acres. Uno de la colección HAPE PRIME y otro de Karafufu. Hablando con BeInCrypto, sospecha que fue víctima de una estafa de phishing.

Poco después, a las 14:11, Robbie Acres, un ávido comerciante de NFT con una carrera en Web 3.0, envió un informe a OpenSea, de acuerdo con su política de artículos robados, solicitando que se los devolvieran a su monedero y que se bloqueara la cuenta del estafador. Robbie tomó nota del  monedero en la que estaban y notificó a las comunidades relevantes.

Una afirmación es que OpenSea no actuó con “suficiente rapidez”

Sin embargo, dentro de una hora y veinte minutos de que ambos NFT se transfirieron al monedero del estafador, se vendieron. Dentro de este plazo, Robbie y su equipo legal creen que hubo suficiente evidencia y tiempo para evitar que se vendiera el NFT. En un correo electrónico a OpenSea, dijo:

“Notifiqué a OpenSea inmediatamente antes de que el estafador los enumerara en este punto, deberían haber sido retirados de la venta y devueltos a mi billetera. Este no ha sido el caso y ambos fueron vendidos”.

A pesar de que OpenSea lanzó recientemente una función diseñada para detectar automáticamente el robo y evitar que se vendan activos, ninguno de los NFT quedó atrapado en su red. A pesar de que dos NFT por separado por valor de miles de dólares estadounidenses se transfirieron sin pago.

Más de dos horas después de su informe inicial, se le pidió a Robbie que volviera a enviar el ticket usando la dirección de correo electrónico asociada con su cuenta. Cambió la dirección de correo electrónico de su perfil y volvió a estar en contacto menos de cuatro minutos después.

Los días 13 y 14, Robbie envió otros dos correos electrónicos solicitando una respuesta. Dejando en claro que esperaba el reembolso o la devolución de los bienes robados. Le dio a la empresa hasta el final de la semana para responder antes de escalar con una respuesta legal.

A última hora del día 14, Robbie recibió la primera respuesta relacionada con el problema. OpenSea admitió y se disculpó por una “respuesta tardía”, pero dijo que no podrían “recuperar fondos perdidos o NFT que se transfirieron de su monedero”. Sé que esto es decepcionante y no es la respuesta que esperabas”.

Cuenta congelada durante una recesión del mercado

En respuesta, OpenSea hizo tres cosas. Bloquearon la cuenta del hacker y los NFT robados. Pero también la cuenta de Robbie, sin su permiso, que estaba llena de activos caros y volátiles. Si quería desbloquear su cuenta, tenía que decir: “Confirmo que mi monedero no está comprometido”. Que obviamente había sido.

Después de varios meses y correos electrónicos, el 29 de septiembre se le pidió a Robbie que aceptara esta declaración:

“Certifico bajo pena de perjurio que obtuve información adicional y me gustaría retirar mi informe de que mi billetera [insertar la dirección del monedero] se vio comprometido. Me gustaría que OpenSea vuelva a habilitar la compra, venta y transferencia de los artículos en este monedero usando OpenSea. Entiendo que esta acción no es reversible”.

Lo que es tan preocupante de la declaración anterior es que 1) retuvo los activos de Robbie a cambio de un rescate. 2) Robbie tuvo que renunciar a todos los reclamos de los NFT robados, eliminando así de forma permanente cualquier posibilidad de recuperarlos, y 3) es ilegal según la ley de Estados Unidos que un mercado facilite la venta de NFT robados. Al exigir que Robbie firme esta declaración, intentan eliminar su culpabilidad legal.

Esta acción de OpenSea significó que no pudo operar durante una caída significativa del mercado. Robbie reclama 500 mil dólares por daños y perjuicios. Un portavoz de OpenSea le ha dicho a BeInCrypto:

“El robo es uno de los problemas del ecosistema más grandes y desafiantes de resolver porque ocurre en muchas áreas de superficie digital diferentes y a través de muchos canales de comunicación únicos (y legítimos)… El robo en cuestión tuvo lugar fuera de OpenSea y los artículos se vendieron antes que OpenSea. se enteró del robo denunciado. Poco después de que se nos notificó y nos dimos cuenta, deshabilitamos los elementos y la cuenta del usuario se desbloqueó desde entonces”.

“The NFT Lawyer” está iniciando acciones legales

El caso está actualmente con Enrico Schaefer, abogado fundador de Traverse Legal. La especialidad legal de Schaefer es NFT, DAO y blockchain. También tiene su propio canal educativo en YouTube. En The NFT Lawyer, Schaefer analiza la intersección entre los activos digitales y la ley.

Schaefer le dijo a BeInCrypto que OpenSea violó las leyes de protección al consumidor e incumplió sus TOS y sus políticas escritas. 

“OpenSea no actuó con diligencia en una denuncia de un NFT robado y bloqueó la cuenta de mi cliente sin permiso”, dice. “OpenSea también es responsable de la conversión, el triple de los daños y los honorarios de los abogados por tomar el control de los activos de mi cliente y negarse a liberarlos. El servicio de atención al cliente de OpenSea fue negligente en el manejo de este asunto y no brindó asistencia razonable”.

Schaefer no solo es un experto en este ámbito, sino también un defensor de la tecnología. En su opinión, OpenSea todavía necesita estar a la altura de los estándares de Web 3.0 y no es mejor que sus contrapartes de Web 2.0. Esta tampoco es la primera vez que ve este tipo de comportamiento del gigante del mercado NFT.

“La comunidad web3 elogia la transparencia, la descentralización y la rendición de cuentas. OpenSea fracasó en los tres aspectos. Algunas empresas Web 3.0 están tan enfocadas en ser las primeras, las más grandes y en impresionar a los inversionistas que terminan no siendo mejores que la plataforma de ‘software como servicio’ de web2 que todos hemos llegado a despreciar”.

“Tengo numerosos clientes que han tenido experiencias similares con OpenSea. OpenSea no se ha centrado en un soporte bien capacitado y disponible para los clientes. Estamos tratando de corregir el comportamiento egoísta flagrante y sin disculpas en esta próxima era de Internet. Me pregunto si los mismos abogados que arruinaron Web 2.0 ahora están llevando a los proveedores de servicios de blockchain al mismo precipicio”.

Trusted

Descargo de responsabilidad

Descargo de responsabilidad: siguiendo las pautas de Trust Project, este artículo presenta opiniones y perspectivas de expertos de la industria o individuos. BeInCrypto se dedica a la transparencia de los informes, pero las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente las de BeInCrypto o su personal. Los lectores deben verificar la información de forma independiente y consultar con un profesional antes de tomar decisiones basadas en este contenido.

Eduardo-Venegas-1.jpg
Eduardo Venegas
Soy un periodista con 14 años de experiencia en medios impresos y digitales, especializado en el periodismo de negocios. Estudié en la UNAM. Fui becario, redactor, reportero y editor en medios de negocios en México por 12 años, hasta que en el segundo semestre de 2021 me uní a las filas de BeInCrypto en Español como editor. En mi paso por los medios de negocio, pude conocer sobre el ecosistema de las criptomonedas de forma esporádica durante la gestación de le Ley FinTech en México en...
READ FULL BIO
Patrocinado
Patrocinado