Ver más

Los defensores más fuertes de cripto podrían ser sus mayores enemigos

5 mins
Por Josh Adams
Traducido por Eduardo Venegas
Únete a Nuestra Comunidad de Trading en Telegram

EN RESUMEN

  • La comunidad cripto a menudo hace un mal trabajo al vender los beneficios de la tecnología blockchain.
  • Las redes sociales están plagadas de estafas, spam y condescendencia, y desalientan a muchas personas.
  • Quizás necesitemos más que soluciones técnicas para incorporar a los próximos mil millones de usuarios.
  • promo

A veces, la comunidad cripto puede ser el peor embajador de la tecnología. Es difícil traer gente a este espacio, y algunas personas lo hacen aún más difícil.

Mi carrera en cripto es más por accidente que por diseño. Elegí mi primer trabajo porque pagaba lo mejor de los muchos que me ofrecían. Por suerte, había estado siguiendo el espacio durante varios años.

Negocié Bitcoin por primera vez en 2014. Pero, sinceramente, si hubiera llegado un trabajo mejor pagado con las condiciones adecuadas, lo habría tomado. Entonces no tenía apego emocional a las criptomonedas.

Las cosas son diferentes ahora. Tengo opiniones sobre la industria, a veces cuando no quiero. (Especialmente cuando no quiero).

En los años posteriores, me he encontrado entre mis amigos no cripto, que son todos ellos, explicando la definición de Web 3.0, defendiendo las NFT y rechazando los ojos en blanco y desdeñoso mira sobre mi industria y elección de carrera.

Una vez, recuerdo comparar el ecosistema cripto con un fanático de la Premier League en un pub. “Es como cripto”, dije. Su expresión era burlona mientras sostenía su pinta, claramente poco convencido.

Le dije que los fanáticos de las criptomonedas a menudo tratan sus monedas como si fueran su equipo de fútbol favorito. —No, Josh —dijo—. “No lo entiendes”. Sabía más de fútbol. Sabía más sobre cripto. Estábamos hablando uno al lado del otro.

“No yo dije. “ No lo entiendes.” Saqué mi teléfono y me desplacé por el abismo que es el cripto Twitter. “Mira,” dije, mis ojos moviéndose de un lado a otro. Compartimos una mirada de comprensión. Él lo consiguió. Usé una palabrota para describir el feed frente a mí. El asintió.

Tratar tokens como equipos deportivos

Introducir a alguien a cripto no es tan fácil como decimos que es. Siempre hablamos de “incorporación” y los próximos mil millones de usuarios. También hablamos de cómo llegar allí, al menos en términos abstractos. Pero rara vez nos enfrentamos al mundo en el que les estamos pidiendo que entren. El ecosistema social del que formamos parte.

Hay mucho odio por las criptomonedas en este momento. Es, por supuesto, una generalización, pero la regla general es cierta. Después de FTX, se siente más difícil que nunca traer personas al espacio. Pero no estoy seguro de que fuera mucho más fácil en el pasado.

Menos personas de las que nos gustaría admitir ingresaron a esta industria debido a su vertiginoso crecimiento, en busca de un rápido retorno en los mercados o un trabajo.

En 2021 y principios de 2022, tuvimos la primera carrera alcista del mercado masivo. La gente estaba construyendo, los precios subían y el mundo exterior estaba prestando atención. Todos los periodistas, desde el tabloide más humilde hasta el periódico más prestigioso, querían hablar sobre cripto y Web 3.0.

Dependiendo de a quién le preguntes y de lo que leas, las criptomonedas estaban llenas de delincuentes, drogadictos, nerds y multimillonarios. (O todo lo anterior). Muchas personas quedaron fascinadas con el viaje y la historia. Menos fueron tomados por la tecnología, lo cual es una profunda vergüenza.

La cultura cripto puede sentirse como un engaño colectivo

Cuando el mercado colapsó y las mareas retrocedieron, muchas de las peculiaridades de las criptomonedas parecían aún más extrañas. “¡X Token va a la luna!” ¿Sin embargo, lo es? ¿Es realmente? Envolverse por completo en la cultura cripto a veces se siente como consentir en un engaño masivo.

Hice relaciones públicas para varios proyectos y observé cómo figuras anónimas gritaban “ESPERA HASTA QUE ME MUERA” en la niebla digital. Si fue o no un bot está más allá del punto. Una vez que corta por debajo de la primera capa, hay un nivel de publicación desquiciado al que lleva un tiempo acostumbrarse.

Recientemente tuve una conversación con un corredor de criptomonedas que había estado en la industria durante más de una década. Fue el más reciente de muchas personas en decir (conservadoramente) que el 95-98% de todos los proyectos de NFT finalmente terminarían en cero.

La mayoría de ellos son probablemente scams, dijo. Para cualquiera que esté familiarizado con la industria, esta no es una toma sorprendente o controvertida. La mayoría de los traders son cómplices de esto hasta cierto punto. ¿A quién le importa si vende un NFT para obtener una ganancia antes de que se vaya por el desagüe? Ya no lo posees. Algún otro idiota lo hace.

No hay nada de malo en seguir los ciclos del mercado o perseguir una ganancia. Viene con un cierto nivel de nihilismo que muchos encontrarán desagradable.

Una encuesta reciente mostró que el 60% de los consumidores de NFT nunca habían oído hablar de los NFT de servicios públicos. Entonces, no solo es un mercado construido sobre un terreno moral inestable, sino que muchas personas ni siquiera entienden lo que están comprando. ¡Adelante chicos!

Cripto no tiene un problema de UX, en realidad

Comprensiblemente, una de las primeras cosas que alguien verá al ingresar a “cripto” es Twitter, donde se realizan muchas de estas publicaciones desquiciadas. En una esquina se encuentra un hilo perspicaz y convincente sobre cómo todos usaremos NFT para boletos algún día.

En el otro hay un hombre que grita: “Buy The DIP”, agitando los brazos en todas direcciones. Luego está la persona que insinúa que la UX cripto y la jerga no son demasiado complicadas, en realidad . Si no lo entiendes, bueno, supongo que eres un idiota.

Por supuesto, no podemos olvidar la versión criptográfica del hombre que sostiene el cartel de cartón que dice EL FIN ESTÁ CERCA. Siempre hay un apocalipsis financiero a la vuelta de la esquina, y todo el mundo siempre está a punto de comprar Bitcoin, así que es mejor que entres ahora.

A veces, me encontraré gravitando hacia la política en Twitter para ver a otras personas llamándose nazis entre sí. Solo por un poco de calma. La palabra “comunidad” a menudo se usa en cripto.

Pero como “comunidad”, las cosas pueden ser bastante locas aquí. ¿Podemos realmente culpar a alguien que se asoma con curiosidad por la puerta y sale corriendo a la primera oportunidad?

La comunidad cripto no es única en su fealdad en línea, hay mucha competencia. También está lejos de ser la camarilla en línea más extraña o la más engañada. También hay muchos grandes embajadores de esta tecnología subyacente y legiones de personas impresionantes que la construyen.

Pero me preocupa que una mejor UX, seguridad y casos de uso no sean suficientes. La llamada proviene del interior de la casa.

Trusted

Descargo de responsabilidad

Descargo de responsabilidad: siguiendo las pautas de Trust Project, este artículo presenta opiniones y perspectivas de expertos de la industria o individuos. BeInCrypto se dedica a la transparencia de los informes, pero las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente las de BeInCrypto o su personal. Los lectores deben verificar la información de forma independiente y consultar con un profesional antes de tomar decisiones basadas en este contenido.

Eduardo-Venegas-1.jpg
Eduardo Venegas
Soy un periodista con 14 años de experiencia en medios impresos y digitales, especializado en el periodismo de negocios. Estudié en la UNAM. Fui becario, redactor, reportero y editor en medios de negocios en México por 12 años, hasta que en el segundo semestre de 2021 me uní a las filas de BeInCrypto en Español como editor. En mi paso por los medios de negocio, pude conocer sobre el ecosistema de las criptomonedas de forma esporádica durante la gestación de le Ley FinTech en México en...
READ FULL BIO
Patrocinado
Patrocinado