El número de nuevos altcoins y stablecoins que se ofertan al público general sigue aumentando. Esto a pesar de que las Initial Coin Offerings (ICO) que iniciaron la locura de las criptomonedas altcoins han fracasado en su mayoría.

A principios de 2020 se introdujo en el mercado una gran cantidad de nuevas monedas, a menudo con una intención especializada. Muchas de las nuevas altcoins están diseñadas para un uso específico dentro de plataformas o juegos. Sin embargo, la propaganda de estas monedas representa mucho de lo que está mal en esta industria.

Las buenas intenciones se desvanecen

La industria de las criptomonedas comenzó hace más de una década con la introducción de Bitcoin. Bitcoin abrió nuevas puertas para las finanzas como un protocolo para permitir transacciones digitales con una moneda independiente.

Sin embargo, Bitcoin fue sólo el principio. A medida que el poder de la tecnología de blockchain se hizo más claro, el proyecto original comenzó a ser copiado. Charlie Lee fue el primero en crear un altcoin, con su Litecoin (LTC) “plateado”, en 2011.

En 2015, cuando Vitalik Buterin lanzó Ethereum (ETH), ya había 20 ‘imitaciones’, incluyendo XRP, NEO y otros. Sin embargo, muchas de estas primeras monedas hace tiempo que se han cerrado al ver disminuido su interés.

No obstante, la explosión de altcoins continúa hoy en día. Incluso el seguimiento del número total es un desafío inmenso. Hay más de 3000 que están o han estado activas en algún momento, muchas de las cuales son estafas.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

¿Altcoins rompió la industria?

Muchos ven esta proliferación de monedas como una señal de que la industria en su conjunto está podrida, incluyendo Bitcoin. Argumentan que las criptomonedas se construyen sobre premisas falsas que finalmente implosionarán.

Otros argumentan que este tipo de mercado del ‘salvaje oeste’ de las monedas es saludable. El crecimiento de las monedas alternativas, argumentan, revela un interés general en la criptomoneda que es bueno para el mercado.

Aún así, otros llamados ‘Maximalistas de Bitcoin’ creen que eventualmente, todos estos altcoins terminarán, dejando sólo Bitcoin atrás.

Estas perspectivas no son, quizás, mutuamente excluyentes. El hecho de que Bitcoin sea el primer blockchain lo mantiene como el líder de la industria, sin duda. Sin embargo, esto no significa que todas las demás monedas sean estafas. Más bien, al igual que en otras industrias, el desarrollo a menudo viene con errores. Eventualmente, los proyectos genuinos perdurarán.