México ha sido uno de los países de Latinoamérica con mayor adopción de blockchains y criptomonedas y una vez más vuelve a probarlo. Así, el exchange de criptomonedas más grande del país, Bitso, anunció que ha estado expandiéndose 15% semanalmente gracias al envío de remesas con criptomonedas desde Estados Unidos.

De seguir a ese ritmo, Bitso conseguirá hacerse con el 20% del total de las remesas enviadas al país para finales de 2020. Algo que no es poca cosa, pues las transacciones son el segundo mayor ingreso para el país después del petróleo: los mexicanos que reciben fondos por medio de traspasos representan la entrada de cerca de 2.500 millones de dólares mensuales, según cifras del banco central de México.

Esto implica que a través de Bitso se manejarían alrededor de 500 millones de dólares mensuales en criptomonedas para finales de año, si el crecimiento continúa.

El hecho de que cada vez más mexicanos prefieran utilizar criptomonedas para el envío de remesas no es de extrañar, pues los métodos más tradicionales requieren de papeleo, días de espera y altas comisiones. Algunos entes financieros toman hasta el 20% del monto a enviar, mientras que las opciones con criptomonedas no superan el 1% y son mucho más rápidas.

De acuerdo a estimaciones de Bitso, si el total de las remesas enviadas a México fueran en criptomonedas, las familias podrían ahorrar un aproximado de 1.600 dólares al año. Esto, además de que cada transacción duraría apenas 90 segundos, como lo explicó el analista de estrategia senior de Bitso, Emilio Rivero Coello:

“Al aprovechar la tecnología de un intercambio de criptomonedas, Bitso puede proporcionar a otras instituciones financieras liquidez on-demand para pagos globales. Esto permite que las transacciones se envíen en menos de noventa segundos, lo que es mucho menos tiempo que los tres a cinco días que lleva usar los métodos tradicionales”.

Crece la adopción en México

Además del anuncio de Bitso, otras señales se han dado para resaltar el crecimiento en la adopción de criptomonedas y blockchains en México. Una de las más evidentes fue la apertura de ocho nuevas casas de cambio de criptomonedas en todo el territorio durante 2019 por parte de la compañía Amero-Isatek; además de la fundación de la exchange Bitrus.

Esta última compañía maneja Bitcoin, Ripple, Ethereum y Tether contra pesos mexicanos. De acuerdo a su director, Alberto Djemal, desde su apertura en octubre de 2019 mantiene operaciones superiores a los 80 millones de pesos. Próximamente, planea añadir una red social sobre criptomonedas a su página web.

Por otra parte, ya existen al menos 105 comercios en México donde se puede pagar con criptomonedas. Estos incluyen cafés, restaurantes, cines, librerías, hoteles, tiendas mixtas, centros de salud y hasta servicios de software y marketing digital.

Entretanto, según una encuesta de la agencia Ueni, solo 33% de los negocios mexicanos saben qué son las criptomonedas. De ese 33%, casi la mitad dijeron estar dispuestos a aceptarlas como método de pago; especialmente desde restaurantes y el sector retail.  Aún quedaría mucho trabajo de concientización, pero resulta este un buen punto de partida.