Por medio de su última circular el Banco Central de la República Argentina ha dispuesto la liberación de las transferencias en moneda extranjera entre cuentas bancarias de terceros. Con esto, levanta la restricción que el pasado 15 de septiembre causó furor junto al aumento restrictivo del cepo cambiario.

La nueva circular A”7112″ del BCRA expuesta por la tarde del 24 de septiembre especifica que con la corrección de su contraparte A”7105″ ahora todas las transferencias bancarias en moneda extranjera se podrán realizar sin necesidad de validación previa por los entes regulatorios de Argentina.

También se especifica en el comunicado que las cajas de ahorro en moneda extranjera que se apertúren buscando la acreditación de alguna transferencia tampoco necesitarán validación previa, eliminando esta misma condición de la anterior circular A”7105″.

El BCRA busca aliviar la situación

Anunciar un nuevo ajuste a las restricciones del mercado cambiario junto con bloqueos para realizar transferencias no causó una buena reacción en la ciudadanía argentina, de hecho, las propias entidades financieras privadas y la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) se vieron angustiadas ante la carencia de sistemas acordes

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
para enfrentar tal situación con los usuarios.

El levantamiento del Banco Central se daría después de un intercambio de posiciones entre estas entidades financieras, el mismo BCRA y otros organismos de la nación preocupados ante la situación explicada.

Se podrán comprar dólares por el homebanking, pero no se levanta nada del nuevo cepo

Adherido al comunicado también se delimitó la habilitación para comprar dólares a través del homebanking, de esta manera se empieza a normalizar la compra de dólares y la circulación de transferencias en esta moneda extranjera, dos factores importantes que estuvieron paralizados totalmente durante varios días.

Aunque el BCRA ha dado vuelta atrás con los bloqueos en transferencias y compras, las medidas que ajustaron el cepo el pasado 15 de septiembre continúan vigentes y los argentinos seguirán experimentando dichas restricciones que condicionan sus ahorros.