¿Qué es Proof of Reserves (PoR)? Una guía para principiantes

En un ecosistema en el que la descentralización es un fin, el mercado cripto sigue dependiendo de proyectos centralizados. Entre los agentes más influyentes en la actualidad son los exchanges de criptomonedas como Binance, StormGain y Crypto.com.

Sin embargo, la bancarrota de FTX, exchange centralizado (CEX) dirigido en su momento por Sam Bankman-Fried, sumada a la bancarrota de Celsius, una de las aplicaciones centralizadas para pedir préstamos cripto más reconocidas por ese entonces, han elevado a nivel de saturación la desconfianza hacia ellos.

¿Listo para comprar Bitcoin y otras criptomonedas? Obtenga 25 USDT como bono de bienvenida cuando opere en StormGain. ¡Empiece a operar en StormGain ahora!

Debido a esto, Proof of Reserves (PoR) surge como una oportunidad para que las plataformas transparenten los activos —y por ende sus fondos— que se encuentran depositados. A través de la Prueba de Reservas, los usuarios que aún no están dispuestos o no saben cómo holdear sus criptomonedas en una wallet personal, pueden sentirse un poco más seguros al momento de operar.

En esta guía:


¿Qué es un exchange centralizado (CEX)?

Dentro del ecosistema, la manera más rápida y sencilla de comprar criptomonedas con dinero fiat (a través de una tarjeta de crédito o una transferencia bancaria), es con un exchange centralizado (CEX).

Por lo mismo, estas plataformas son, en muchas ocasiones, la puerta de entrada para quienes comienzan a ser parte del ecosistema cripto. A tal punto, que se han convertido en una cara visible e incluso representantes del desarrollo de la Web3, a pesar de ser centralizadas.

Únete a nuestra comunidad en Telegram para mantenerte al tanto de las noticias más importantes del ecosistema cripto.

Estos exchanges permiten realizar intercambios de manera sencilla y operar con criptodivisas de manera apalancada. Los usuarios pueden abrir operaciones en largo (long) y en corto (short) con un instrumento financiero aún demasiado volátil, lo que permite conseguir grandes ganancias pero también pérdidas en un muy poco tiempo.

Por estas características, los exchanges centralizados tienden a dominar los volúmenes de transacciones, además de la cantidad de criptomonedas resguardadas.

Es importante remarcar que quienes guardan sus criptoactivos en estas plataformas no son poseedores de la clave privada de su wallet, por lo que la custodia de dichos tokens son realmente del exchange.

También suelen ser elegidos por los más nóveles porque ofrecen un servicio de atención al cliente y procesos Know Your Customer (KYC), lo cual debería entregar mayor seguridad y transparencia. Inclusive, son respaldados mediáticamente por artistas y deportistas famosos.

OKX es un lugar extraordinario para comprar y vender Bitcoin, Ethereum y otras criptomonedas. Puede registrarse haciendo clic aquí.

A pesar de estas medidas, los casos de FTX y Celsius han alarmado a los interesados de las criptomonedas. Por otro lado, también han entregado nuevos argumentos útiles para las personas dedicadas a atacar a la industria cripto.


¿Cuál es el objetivo del Proof of Reserves (PoR)?

Por la imprudencia que las plataformas centralizadas han demostrado en el 2022 al manejar los fondos y su liquidez, el concepto Proof of Reserves (PoR) o Prueba de Reservas ha surgido como una demostración de buenas prácticas.

¿Deseas conocer los términos utilizados en el mundo de las criptomonedas? ¡Visita el Glosario desarrollado por BeInCrypto!

Según Kraken —otro exchange centralizado de renombre— el Proof of Reserves (PoR) es una auditoría independiente realizada por un tercero, la cual pretende garantizar que un custodio mantiene los activos que dice tener en nombre de sus clientes.

“Este auditor toma una instantánea anónima de todos los saldos mantenidos y los agrega en un árbol de Merkle, una estructura de datos respetuosa con la privacidad que encapsula todos los saldos de los clientes”.

Fuente: Kraken.

Para Tyler Roessel, jefe de relaciones públicas de Phemex, la Prueba de Reservas también garantiza que un prestamista de criptomonedas no preste más dinero que la garantía que posee, de modo que sus prestamistas puedan ser compensados en su totalidad en caso de que algo suceda.

“Actualmente, la mayoría de los exchanges centralizados y otras plataformas cripto CeFi, como prestamistas y custodios, mantienen sus datos de activos en bases de datos privadas. Así, pueden afirmar que los fondos de sus usuarios están seguros con ellos, pero esto es difícil de verificar. Con una Prueba de Reservas, los clientes no solo pueden confiar en su palabra, sino que tienen una garantía, volviendo al principio básico de las criptomonedas: no confíes, verifica”.

Tras la bancarrota de FTX, Chainlink, el proyecto de oráculos descentralizados más importante de la industria cripto, anunció que su servicio permite a estas plataformas implementar el Proof of Reserves (PoR) de manera inmediata.

De todos modos, los exchanges pueden recibir la auditoría de otros agentes, como de la firma Armanino. En la actualidad, plataformas como Ledn, Nexo, Kraken, BitMEX y Gate.io ya comparten su Prueba de Reservas.

A mediados de noviembre Binance, Crypto.com, KuCoin, Poloniex, Bitget, Huobi, OKX y Phemex ya han anunciado su intención de hacerlo, pues es muy probable que el Proof of Reserves (PoR) se convierta en un estándar.


Alternativas descentralizadas

Si PoR no es suficiente para seguir custodiando criptomonedas en un exchange centralizado (CEX), lo mejor es buscar las opciones que más se acomoden a nuestras necesidades.

En este sentido, podemos operar con hot wallets (que están conectadas a internet todo el tiempo, como puede ser la extensión de MetaMask) o cold wallets (también conocidas como hardware wallets, pues son dispositivos).

En los dos casos el usuario es guardián de su clave privada, lo que le da acceso a interactuar con sus criptomonedas y hacer con ellas lo que desee. Tanto en las cold como en las hot wallets se pueden hacer staking con distintos protocolos.

Pero si estamos interesados en la yield farming, deberíamos bloquear nuestras criptos en un exchange descentralizado (DEX) o en un Automated Market Maker (AMM), con la ayuda de una hot wallet.

Como es lógico, si solo quisierámos holdear nuestras criptomonedas a largo plazo, y de esta forma olvidarnos de las variaciones de precio y la posibilidad de sufrir hacks, las hardware wallets se posicionan como la mejor opción.

No podemos obviar el hecho de que el 2022 ha sido el año en que más hacks han ocurrido desde el origen de Bitcoin (BTC). Generalmente, estos ataques ocurren en exchanges centralizados y descentralizados, al igual que en los bridges que permiten transferir las criptomonedas entre una blockchain y otra.


Conclusión

Proof of Reserves (PoR) permite demostrar a las plataformas centralizadas que son solventes. Esta práctica también afirma, a través de la verificación de datos, que los exchanges son realmente los propietarios de los fondos y los criptoactivos, lo que permitiría a los usuarios efectuar retiros en cualquier momento.

Todos pueden revisar esta información, siempre y cuando esté disponible. A causa de la inseguridad y desconfianza que existe en el entorno cripto a finales de 2022, Proof of Reserves (PoR) es una alternativa para que los desarrolladores de aplicaciones centralizadas ofrezcan un servicio honesto, el cual no busca aprovecharse de los demás.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica de buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector realice a partir de la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo. En Learn, nuestra prioridad es proporcionar información de alta calidad. Nos tomamos nuestro tiempo para identificar, investigar y crear contenidos educativos que sean útiles para nuestros lectores. Para mantener este estándar y seguir creando contenido impresionante, nuestros socios podrían recompensarnos con una comisión por las publicaciones en nuestros artículos. Sin embargo, estas comisiones no afectan a nuestros procesos de creación de contenidos imparciales, honestos y útiles.