La frase “shorting Bitcoin” es muy utilizada por los accionistas y se traduce como “operar en corto Bitcoin”, la cual se entiende como apostar a que el mercado de BTC caerá. Lo que no resulta tan obvio es cómo los traders pueden obtener beneficios ante una caída en el valor de una acción y qué papel puede desempeñar una persona promedio.

Es por esta razón que BeInCrypto ha elaborado una guía práctica para explicar qué es realmente operar en corto y cómo se aplica en el mundo de las criptomonedas.

En este artículo:

  1. ¿Cómo funciona el operar en corto con criptomonedas?
  2. Métodos populares de operar en corto
  3. ¿Dónde puedo operar en corto con criptomonedas?
  4. Conclusiones – ¿Debería operar en corto?

¿Cómo funciona el operar en corto con criptomonedas?

La lógica básica detrás operar en corto, también llamado shorting, es querer obtener una ganancia financiera a partir de una caída en el valor de una acción. Aunque el concepto parezca contradictorio, hay muchas formas distintas de hacerlo y en este artículo analizaremos las más utilizadas.

Habitualmente el término shorting se basa en operar con margin trading (trading con márgenes, en español),  pero los inversores también pueden utilizar contratos de futuros y mercados de predicción para conseguir el mismo objetivo. A continuación, explicaremos los diferentes métodos.

Métodos populares de operar en corto

1. Trading con márgenes

El término margin trading o trading con márgenes se basa en establecer un acuerdo en el que un exchange presta una cantidad de dinero para poder obtener una posición en el mercado. Normalmente se utiliza para hacer trading con apalancamiento financiero, pero también se puede utilizar para operar en corto con alguna acción.

Básicamente, un exchange accede a prestar una cantidad de dinero con el acuerdo de que dicha cantidad le sea devuelta en un futuro. Mientras estás en posesión de la acción deseada, podrás actuar con libre albedrío sobre ella, con la única condición de devolver el dinero en la fecha acordada.

¿Cómo un accionista puede obtener beneficios? Es muy simple:

  1. Digamos que Juan piensa que el precio del Bitcoin caerá pronto.
  2. Él puede pedir 5 BTC (o la cantidad que desee) a un exchange y venderlos, con la condición de que devolverá los 5 BTC en un mes.
  3. Asumiendo que Juan tenía razón y el precio baja, en cualquier momento del mes él vuelve a comprar 5 BTC (a un precio más bajo que cuando los vendió) y se los devuelve al exchange en la fecha acordada, por lo que la ganancia de Juan será la diferencia de precio.

Mientras Juan haya acertado su predicción, todo bien, pero la situación puede volverse problemática si se ha equivocado.

Con el trading normal, dónde una acción se compra cuando el precio es bajo y se vende cuando sube, asumiendo que no se ha utilizado ningún apalancamiento, el mayor riesgo que encuentra un inversor será la cantidad de dinero que haya invertido. Por ejemplo, si compras Bitcoin y cae un 50%, puedes simplemente mantener la acción y esperar a que vuelva a subir antes de vender.

En cualquier caso, cuando se opera en corto, hay que acordar una fecha para la devolución de la acción. Por lo cual, si operamos en corto con Bitcoin y sube un 50%, nos veremos obligados a volver a comprar los BTC que hemos vendido por un precio más alto, causándonos una pérdida de fondos, además de tener que devolver los BTC al exchange.

Esto significaría no solo perder dinero, sino que tampoco quedarían Bitcoins para intentar recuperarlo.

Todo este escenario puede empeorar aún más y volverse más peligroso cuando un inversor opera en corto y además utiliza el apalancamiento. Como hemos mencionado, el apalancamiento implica que el exchange aporta aún más efectivo a un inversor para poder tener una posición más amplia, la cual no se hubiera podido permitir de otro modo, por lo que les permite recibir multiplicadores cómo 5x, 10x e incluso 100x, implicando muchos más fondos de los que hubieran podido obtener.

Por supuesto estas multiplicaciones juegan en contra del trader también, implicando esto que las pérdidas pueden volverse inmensas rápidamente. Es por ello que a veces puedes oír hablar sobre inversores arruinados o en estado “rekt” (en inglés) incluso por un giro positivo en el precio del Bitcoin.

2. Futuros

Otro método popular de operar en corto es mediante contratos de futuros. Esencialmente, son acuerdos de comprar o vender una acción en una fecha determinada a un precio previamente especificado. En muchas formas, esto puede funcionar como el margin trading, pero su funcionamiento es un poco diferentes.

En este caso, volvamos a decir que Juan piensa que el BTC bajará, por lo que entra en un contrato de futuros en el que acuerda que en un mes venderá sus Bitcoin al precio actual. Si Juan está en lo cierto y el Bitcoin baja, él seguirá vendiendo al mismo precio especificado en el contrato. Por supuesto, si se equivoca, perderá potenciales ganancias.

Pero Juan no tiene que crear este contrato directamente. Se puede hacer trading tanto con los contratos de futuros cómo con las acciones que representan, su valor se basará en los detalles del contrato, las condiciones actuales del mercado y el tiempo restante hasta la expiración del mismo.

Por tanto, si Juan predice una mala racha para Bitcoin, puede comprar un contrato que ofrezca BTC a precios actuales e incluso, antes de la fecha de fin del contrato, puede pasarlo a otro inversor, asegurando sus ganancias casi en cualquier momento.

De este modo, los inversores pueden sacar beneficios de los contratos de futuros sin verse obligados a cumplir con los términos que conllevan, siempre y cuando no sean poseedores de ellos en la fecha en la que expiran.

Un gran beneficio de los contratos de futuros es que nos protegen de los enormes riesgos que supone el trading de márgenes. A continuación se presenta un ejemplo, el cual resulta ser un caso un poco extremo, pero remarca la diferencia: Si Juan ha usado el margin trading y Bitcoin sube estratosféricamente, digamos un 200% cuando Juan ha anticipado una caída, él sigue siendo responsable de devolver la cantidad de BTC sin importar cuánto haya subido el precio.

Esto puede representar una ruina financiera en muchos casos. En cambio, si Juan ha utilizado un contrato de futuros, por supuesto no podrá optar a enormes ganancias, pero continuará vendiendo sus Bitcoin al precio ya acordado. No sacará un beneficio real, pero por lo menos no corre el riesgo de arruinarse.

3. Mercados de predicción

Un mercado de predicción o prediction market es básicamente un término creativo para referirse a apostar sobre los resultados de ciertos eventos. Quiénes lo utilizan toman posiciones “long” o “short” (largas o cortas) en varios eventos cómo elecciones políticas o movimientos en mercados financieros. Pueden ser apuestas sobre casi cualquier cosa, pero es más común utilizar esta práctica en movimientos de mercado de las criptomonedas y existen diversos mercados ya operando con blockchains como el de Ethereum.

De este modo se puede operar en corto Bitcoin (o con cualquier otra acción) simplemente haciendo una apuesta sobre la caída del precio. Mientras que estos mercados pueden suponer cierto riesgo, también nos proporcionan una importante visión de lo que honestamente piensa el público sobre el resultado de ciertos eventos futuros, suponiendo también un pequeño incentivo para que los usuarios puedan apostar sobre cualquier cosa, aunque no necesariamente crean en ella, con un alto grado de confianza.

De este modo, los mercados de predicción suelen ser muy precisos a la hora de pronosticar ciertos eventos, lo cual hace que aumente su valor.

Un inconveniente actual de los mercados de predicción basados en criptomonedas, es que todavía son un poco pequeños. Esto implica que puede haber una cantidad limitada de grupos ejecutándose en cualquier momento y abrir un nuevo grupo no garantiza tener inversores interesados en él.

Los eventos importantes suelen estar cubiertos y las apuestas sobre acciones importantes como Bitcoin habitualmente están disponibles, pero los usuarios deben saber que, con las monedas con pequeña capitalización no se pueden hacer apuestas demasiado altas, por lo que puede que no sea la mejor inversión para todo tipo de inversores.

El lado positivo, al igual que sucede con los futuros es que, este tipo de shorting también limita la exposición al riesgo casi infinito que representa el margin trading. Si por algún motivo la apuesta no sigue el camino esperado, debe haber un acuerdo previamente definido sobre cuánto te costará. Esto también presenta una gran variedad de opciones para apostar sobre cuánto podría caer el precio del Bitcoin y en periodos más largos de tiempo.

Por ejemplo, una persona puede predecir que el BTC no alcanzará un nuevo máximo histórico a finales de este año. Todo lo que tiene que suceder es que BTC no pase de ese número, en lugar de necesitar acertar niveles y números específicos. Obviamente los pagos no son tan generosos cuando se trata de apuestas más amplias, pero otorga a los especuladores más flexibilidad en las apuestas que hacen.

¿Dónde puedo operar en corto con criptomonedas?

Bitfinex


Ventajas de Bitfinex
– Es una de las páginas web más populares para el trading con márgenes.
– Ofrece hasta un 5x de trading con apalancamiento.

Contras de Bitfinex
– No ofrece trading con apalancamiento a usuarios de Estados Unidos o algunas otras zonas dónde estas prácticas están estrictamente reguladas.

Poloniex


Ventajas de Poloniex
– Ofrece hasta un 5x de trading con apalancamiento.

Contras de Poloniex
– Tampoco ofrece trading con apalancamiento a usuarios de Estados Unidos.

Binance


Ventajas de Binance
– Ofrece hasta 125x de apalancamiento en algunos mercados.
– Es uno de los mayores exchanges del mundo.

Contras de Binance
– Por desgracia, tampoco permite usuarios de Estados Unidos.

Kraken


Ventajas de Kraken
– Aquí es dónde los americanos pueden empezar a hacer shorting.
– Es un exchange muy popular.

Contras de Kraken
– Solo ofrece hasta un 5x de apalancamiento.

Coinbase Pro / GDAX y Robinhood

– Si bien estos exchanges son buenos para principiantes y permiten acceso a usuarios de EE.UU., desafortunadamente no son ideales para operar en corto, por lo menos para principiantes. Mientras que Coinbase Pro (o GDAX) está empezando a ofrecer trading con márgenes, lo hace muy lentamente y solo lo ofrece para usuarios que sean clientes avanzados. Los principiantes no suelen tener la capacidad de depositar suficientes fondos en el exchange para optar a esta opción.

-Por otro lado, en Robinhood no hay una forma directa de hacer shorting mediante este servicio. Hay algunas opciones y técnicas que se pueden utilizar de modo parecido a operar en corto, pero están fuera del alcance de este artículo y no son recomendables para principiantes.

Cosas importantes a considerar para escoger un exchange
En cualquiera de estas webs, los usuarios deben saber que se les requerirá pasar varios niveles de verificación KYC (del inglés Know-Your-Customer, que se traduce cómo “conoce a tu cliente”) para poder obtener una cuenta de margin trading. Además, es posible que deba financiar su cuenta con ciertas garantías antes de poder hacer trading con un multiplicador u operar en corto con una acción.

La cantidad requerida puede variar según el exchange y de qué tan grande es la posición que se desea tomar. Normalmente se necesitará al menos una quinta o una tercera parte del valor deseado de trading. Por ejemplo, si deseamos operar con USD 3000 en valor de BTC, probablemente deberemos tener por lo menos USD 1000 en nuestra margin wallet antes de que el exchange nos de los fondos.

¿Dónde puedo hacer trading de futuros?

Aquí volvemos a encontrar diferentes opciones. Bitfinex y Binance siguen siendo algunas de las mejores ofertas y Kraken sigue siendo la mejor opción para usuarios de Estados Unidos, pero estos deben saber que el trading de futuros con criptomonedas sigue sin estar regulado en muchos sitios, esto implica que las leyes locales pueden cambiar sin mucho aviso y esto supone un riesgo implícito en la práctica, al menos por ahora.

Para evitar estas preocupaciones, los usuarios pueden recurrir a algunas opciones disponibles del mundo institucional. CME Group y Bakkt ofrecen productos para futuros de Bitcoin, aunque ciertamente el depósito mínimo necesario para abrir una cuenta de trading con estas páginas puede ser un poco más alto de lo que muchos inversores minoristas están preparados para invertir.

Aun así, estas páginas son mucho más seguras, ya que provienen de compañías aprobadas y reguladas por el gobierno, lo que implica que no debería haber sorpresas en los términos de regulaciones.

¿Dónde puedo apostar en mercados de predicción?


– Por último, hay algunos mercados de predicción en los que se puede participar hoy en día. Augur es uno de los más populares y mejor conocidos, pero hay muchas otras opciones disponibles como Predictious y GNOSIS. Ya hemos mencionado que estos mercados son aún pequeños y algo experimentales, pero pueden suponer una buena alternativa para quienes se sientan incómodos con las complejidades del trading de márgenes y futuros.

– Hay que tener en cuenta que, como en algunos otros temas, las regulaciones locales sobre los mercados de predicción pueden variar de forma brusca. Dado que generalmente se ejecutan con una Blockchain y funcionan mediante contratos inteligentes, podrían ser difíciles de supervisar, pero es otra área de las criptomonedas dónde la última palabra aún no está escrita.

Conclusiones – ¿Debería operar en corto con criptomonedas?

Podemos decir que operar en corto con una acción supone un cierto riesgo, pero podemos decir lo mismo de todas las inversiones. El shorting puede ser una herramienta muy útil para protegernos de caídas sorpresa del mercado y generalmente para aportar diversidad al portafolio.

En las manos correctas puede generar enormes ganancias cuando otros inversores se ven obligados a vender a toda prisa, pero esto también puede exponer a los traders a peligros bastante más intensos. Por norma general, los usuarios deberían empezar con pequeñas inversiones o incluso empezar con una cuenta demo.

Muchos exchanges ofrecen cuentas de trading ficticio con acciones falsas, así los nuevos usuarios pueden practicar y aprender, sin exponerse a ningún riesgo real. Este es un buen método para decidir si operar en corto es una estrategia que te podría interesar.

Ciertamente no es para todo el mundo, pero con la ayuda de esta guía deberías estar preparado para explorar una o más de estas opciones de shorting. Incluso si decides que no te interesan estas opciones, entender su funcionamiento puede ayudar a que el mercado de las criptomonedas, e incluso la economía global en general, sea un poco más comprensible.