Según los informes, un adolescente de Florida arrestado el viernes en relación con el hack de Twitter del 15 de julio se ha declarado inocente.

El adolescente en cuestión es Graham Ivan Clark, el presunto cerebro detrás de la quizás mayor brecha de seguridad y privacidad en la historia de Twitter. Junto con otros dos supuestos cómplices, Clark está acusado de secuestrar las cuentas de Twitter de líderes prominentes como Barack Obama, Jeff Bezos, Joe Biden y Elon Musk

.
Fuente: Tampa Bay Times

Clark supuestamente envió falsos tweets prometiendo un mayor retorno para los que envían dinero a un monedero anónimo de Bitcoin. Los autores lograron reunir más de 100.000 dólares en Bitcoin.

El incidente también puso de relieve las preocupaciones existentes sobre la seguridad de Twitter. Dadas las próximas elecciones presidenciales de EE.UU. y la capacidad de la plataforma para influir en la opinión pública, la inquietud puede estar bien fundada.

Fuente: Twitter

Las autoridades presentan cargos

La piratería informática ha llevado a las autoridades a presentar 17 cargos de fraude en las comunicaciones, 11 cargos de uso fraudulento de información personal, un cargo de fraude organizado y de acceso a computadoras o dispositivos electrónicos sin autorización.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Se cree que Nima Fazeli, de 22 años de edad, de Florida, y Mason Sheppard, de 19 años de edad, del Reino Unido, también han participado en la estafa. Según el Tampa Bay Times, Fazeli y Sheppard, se enfrentan a cargos similares, aunque ligeramente menos graves, en el tribunal federal de California.

Fazeli podría enfrentarse a una pena de cinco años de cárcel y una multa de hasta 250.000 dólares, mientras que Sheppard podría recibir una pena de 45 años de cárcel y una multa de 750.000 dólares.

La naturaleza extra punitiva de los cargos contra los tres comparten una similitud con los que enfrenta el fundador de Silk Road, Ross Ulbricht. Ulbricht fue condenado y actualmente cumple dos cadenas perpetuas más cuarenta años.