Fidelity Investments ha presentado, según se informa, documentación a la Comisión de Valores y Bolsa (SEC, siglas en inglés) para un fondo relacionado con Bitcoin. El fondo, llamado Wise Origin Bitcoin Index Fund I, LP, probablemente se dirigirá a inversores institucionales.

El expediente explica que la inversión mínima es de 100.000 dólares, una nimiedad para la mayoría de las instituciones, pero eficaz para remover a los particulares. El nombre del fondo está actualmente pendiente de la aprobación de la marca por la Oficina de Marcas de los Estados Unidos.

La noticia fue un poco inesperada, considerando que el nombre del fondo “Wise Origin” había sido anunciado a principios de año. Ese anuncio no incluía ninguna información específica sobre Bitcoin.

Sin embargo, el fondo en sí no es tan sorprendente, dada la propia investigación de Fidelity en el mundo de los activos digitales. La compañía había publicado previamente una declaración que indicaba que la mayoría de sus inversores institucionales se sentían atraídos o invertían en el sector de las monedas digitales.

Las instituciones están muy interesados en las criptomonedas

En ese informe, presentado en junio, se explicaba que, si bien un porcentaje menor poseía monedas digitales, un gran porcentaje estaba interesado:

En una amplia encuesta realizada entre casi 800 inversores institucionales de los Estados Unidos y Europa, el 36% de los encuestados afirma que actualmente invierte en activos digitales, y 6 de cada 10 cree que los activos digitales tienen cabida en su cartera de inversiones.

La compañía ha tenido una larga trayectoria penetrando en el ecosistema cripto. Hace dos años Fidelity anunció por primera vez un programa de custodia de criptomonedas.

La sucursal de activos digitales de la empresa también proporcionó servicios de trading recientemente en octubre del año pasado. Con la publicación de su investigación sobre la aprobación de activos digitales, Fidelity estaba obligada a liberar un fondo relacionado con Bitcoin.

Además, los recientes éxitos de otros fondos de criptomonedas como el de Grayscale podrían haber influido en la voluntad de Fidelity de entrar en el mercado. La aprobación de la SEC sigue pendiente.