Hong Kong se ha convertido en un punto conflictivo en el escenario mundial: su población se movilizó en una de las protestas más visibles de la historia reciente. Consecuentemente, también se ha convertido en un campo de batalla tecnocrático donde las criptomonedas están jugando un rol importante.

Hong Kong pasó a ser un campo de batalla futurista. Los intercambios de mensajes por Telegram, allí donde los manifestantes discuten tácticas, están siendo atacados desde servidores chinos, la tecnología de reconocimiento facial ha provocado que gran parte del público se rebele, y muchos recurren a nuevas tácticas, como el uso de punteros láser, para tratar de distraer a la policía. Este es un levantamiento del siglo XXI, que tiene lugar en las calles y en el ciberespacio.

La Lucha Por el Anonimato

Crease o no, los sistemas de pago juegan un papel importante en la vigilancia de Hong Kong, y esto es en parte contra lo que muchos luchan. Por ejemplo, muchos jóvenes en la ciudad se niegan a usar el sistema de pago Octopus por temor a que las autoridades sigan sus movimientos.

Mary Hui ✔ @maryhui tuiteó:

Por lo general, nunca hay una fila en las máquinas de boletos de tren. A juzgar por lo que escuche de un grupo, parece que las personas son reacias a usar sus tarjetas de Octopus recargables por temor a dejar un rastro de papel de que han estado presentes en la protesta.

No genera sorpresa entonces que las criptomonedas estén desempeñando un papel relevante en este levantamiento: proporcionan a los ciudadanos de Hong Kong un sistema de pago alternativo fuera del ojo sigiloso del poder estatal chino.

Cuando comenzaron las protestas a mediados de junio, Bitcoin se vendía con una prima de $160 en el exchange de Hong Kong, TideBit. Todavía se cotiza con una prima de $80, y el volumen de negociación ha aumentado notablemente. Existen en la actualidad unos 39 cajeros automáticos de Bitcoin o criptomonedas en la ciudad, y muchos restaurantes y locales admiten pagos con criptos en sus puntos de venta. Algunos de los millonarios que viven en la ciudad han comenzado a transferir su dinero a cuentas en el extranjero para evitar a las autoridades chinas, y muchas de ellos invierten en criptomonedas como refugio seguro.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Las Criptomonedas Son Clave

Esto es especialmente relevante teniendo en cuenta que los ciudadanos de China no pueden comerciar con criptomonedas debido a una prohibición estatal. Hong Kong, por otro lado, puede y ha sido un nexo del desarrollo relacionado con blockchain durante años. Sus leyes laxas son un fuerte contraste con la China continental, otra extensión de la política de “un país, dos sistemas”.

Con el paso del tiempo los ciudadanos de Hong Kong se vuelven más cautelosos con respecto al gobierno chino y los pagos centralizados destinados a vigilarlos, así las criptomonedas naturalmente desempeñarán un rol creciente. Las protestas comenzaron hace solo dos meses, pero una vez que las soluciones basadas en criptomonedas se desarrollen más como una alternativa a las opciones de pago chinas, se empezarán a ver rupturas severas en la vigilancia de China.

¿Crees que las criptomonedas tienen un papel importante que desempeñar en las protestas de Hong Kong? Déjanos saber tus pensamientos abajo.


Las imágenes son cortesía de Twitter, Shutterstock.