El cofundador de Ethereum, Joseph Lubin, está siendo demandado por $13 millones por Harrison Hines, el fundador de Token Foundry. La demanda alega que Lubin cometió una larga lista de delitos que incluyen:

“Incumplimiento de contrato, conversión, quantum meruit, enriquecimiento ilícito, fraude, sentencia declaratoria y ganancias no pagadas derivadas de los actos de los demandados en relación con la empresa conocida como Token Foundry”.

Lubin Demandado por $13 millones

Hines está buscando resarcimiento por daños monetarios por una suma de $12.827.000 en reclamos relacionados con su contrato, más $404.783 en ganancias no percibidas. El documento cita a Lubin a comparecer ante el tribunal dentro de los 20 días. No está claro en esta etapa cómo responderá Lubin y si también presentará una demanda en respuesta.

Token Foundry, una startup incubada por ConsenSys en 2018, diseña y vende tokens verificados. La compañía vendió tokens por un valor de $18,5 millones para Virtue Poker, y completó exitosamente las ofertas iniciales de monedas (ICO) para Dether y FOAM, recaudando $13,4 y $ 16,5 millones, respectivamente. Sin embargo, Hines fue removido al comienzo del año pasado.

Lubin fundó ConsenSys en 2014 como una compañía de blockchain dedicada a crear aplicaciones e infraestructura descentralizadas basadas en la red Ethereum. ConsenSys también tuvo despidos en enero de 2019, cuando ejecutivos clave como la jefa de ConsenSys Ventures, Kavita Gupta y la jefa de marketing, Amanda Gutterman, dejaron la compañía. Consensys planea recaudar $200 millones en fondos este año en inversiones de Hong Kong y Corea del Sur.

Token Foundry: ¿Pasó a ser un Barco Fantasma?

Los rumores de un cierre de Token Foundry comenzaron a circular el año pasado después de que Hines dejara la empresa en agosto. Jay Thakrar, jefe de operaciones de Token Foundry, afirmó que estos rumores no son ciertos. Hines fundó otra compañía, Terminal Systems, que contrató a ex empleados de ConsenSys.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Al referirse a Lubin, Hines dijo: “Nunca volveré a crear una compañía en la que otra persona tenga el control”.

Si bien Token Foundry proyectó ingresos entre $50 y $100 millones con sólo tres ventas exitosas en el último año, parece poco probable que la firma haya logrado ese objetivo. Particularmente, Token Foundry obtiene sólo un pequeño porcentaje de sus ventas reportadas.

Mientras que Token Foundry se construyó sobre la premisa de obtener ganancias de ICOs exitosas, el mercado de tokens digitales cayó abruptamente a lo largo de 2018. La industria de las criptomonedas también se ha movido principalmente hacia las ofertas de token de seguridad (STO) y a otras alternativas. Reportes no confirmados de personas con información privilegiada han revelado que cualquier persona empleada bajo el nombre de Token Foundry está trabajando en realidad para ConsenSys Digital Securities.

¿Crees que Token Foundry ahora no tiene otra opción que cerrar definitivamente o puede mutar a un servicio no relacionado con las ICOs? Cuéntanos tu opinión en los comentarios a continuación.


Imágenes cortesía de Shutterstock.