Más de 4 millones de usuarios de teléfonos inteligentes Samsung en los mercados de EE.UU. y Canadá pronto podrán comprar criptomonedas directamente desde sus dispositivos.

Gemeni, la plataforma exchange de criptomonedas estadounidense propiedad de los gemelos Winklevoss, ha anunciado su integración con el monedero blockchain de Samsung. El gigante de la tecnología con base en Corea introdujo por primera vez una función de una cartera cripto en su marca de teléfonos Galaxy

S10.

Como parte de la colaboración, los usuarios de Samsung podrán comprar, almacenar, intercambiar y ver sus criptoactivos directamente desde la aplicación móvil de Gemini en sus teléfonos. Comentando el acuerdo, la CEO de operaciones de Gemeni, Jeanine Hightower-Sellitto, dijo a Bloomberg:

Es una integración completa entre las dos aplicaciones que es muy transparente y muy fácil de usar. Está todo integrado.

La integración de Samsung también llega semanas después de que el exchange de criptomonedas de EE.UU. expandiera su listado de altcoins.

Samsung y sus pasos avanzados hacia blockchain

Samsung no ha sido tímido respecto a las nuevas tecnologías, teniendo blockchain y la inteligencia artificial como prioridades como ya declararon hace seis meses. En efecto, han cumplido con sus objetivos y están dando pasos firmes hacia blockchain y con ello ayudando a la adopción de las criptomonedas

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
.

La implementación de un monedero integrado en uno de los teléfonos inteligentes más vendidos de su plataforma es un claro signo de la apuesta de la firma como lo relevante que puede ser para la industria cripto.

La empresa surcoreana no se encuentra sólo en esta nueva aventura. Corea del Sur tiene un alto índice de actividad con las criptomonedas, por ello el gobierno está dando pasos sonoros para regular el mercado como a su vez invertir en dinero en la industria blockchain, compitiendo con China. Veremos que país consigue obtener el puesto líder, aunque queda claro que Asia dominará la industria cripto si no encuentra ningún rival.