¿Podría ser 2020 el año de las criptomonedas de Proof-of-Stake (PoS)? Según un analista, el mercado está pasando por alto su impacto potencial.

Las criptomonedas de Proof-of-Stake se plantean como una alternativa a la minería de Proof-of-Work, pero ¿son viables a largo plazo? En la industria cripto aún no ha despegado esta apuesta, a pesar de que se ha hablado de ella durante años. Sin embargo, algunos especulan con que 2020 podría ser el año en que esta idea se convierta finalmente en un estándar de la industria.

Según Alex Krüger (@krugermacro), 2020 podría ser el “año de staking, impulsado por Ethereum 2.0”. Sin embargo, la actualización de Ethereum es compleja, por lo que es probable que esa sea la razón por la que el mercado está pasando por alto su impacto, argumenta Krüger.

Como Krüger señala, staking ha sido increíblemente popular para aquellos exchange’s que lo han incorporado. Binance ha estado apoyando staking para varias criptomonedas como NEO, VeChain y Stratis desde hace algún tiempo. Coinbase, por otra parte, ha comenzado recientemente a interesarse por estos beneficios.

Sin embargo, el verdadero encanto de staking radica en su promesa de “ingresos pasivos”. Al igual que la minería produce recompensas en bloque, staking permite validar las transacciones e incentivar a los usuarios con una parte de las recompensas por emisiones en bloque. El resultado final es más valor en el mismo blockchain y más gente en la red conun papel más activo. Como dijo el profesor Cornell Emin Gün Sirer, el punto de venta “mantiene el valor dentro del sistema”.

Krüger argumenta que esta idea será especialmente atractiva dado el creciente interés en los “ingresos pasivos” en general. Las búsquedas de Google en busca de “ingresos pasivos” han estado en constante aumento durante años.

Esto no quiere decir que las criptomonedas de PoS son el fin. Muchas de ellas son estafas, aunque hay otros proyectos prometedores de la próxima generación 2019 que pronto introducirán tecnología staking como Matic (MATIC), Harmony (ONE) y Elrond (ERD). Con muchos proyectos planificando el despliegue de esta característica en 2020, podremos ver rápidamente una ola de interés.

Ethereum está liderando el empuje para probar este nuevo sistema, pero el ecosistema se está expandiendo rápidamente. Al igual que Bitcoin no es la única moneda con Proof-of-Work, Ethereum no será la única Proof-of-Stake de las criptomonedas. Con un interés tan creciente en los ingresos pasivos, no debería sorprendernos que 2020 sea el año de staking.


Imágenes cortesía de Twitter, Shutterstock.


¿Sabía que puede suscribirse para operar con Bitcoin y muchos de los principales altcoins con un multiplicador de hasta 100 veces en un intercambio seguro con las tarifas más bajas – con sólo una dirección de correo electrónico? ¡Bueno, ahora lo sabes! Haga clic aquí para comenzar con StormGain!