Vitalik Buterin afirma que las criptomonedas son subestimadas como sistema de pago

EN RESUMEN
  • El co-fundador de Ethereum lo comentó en su cuenta de Twitter.
  • Para Buterin las criptomonedas son un gran impulso a los negocios internacionales y a la caridad.
  • En países de Latinoamérica ha aumentado el uso de las cripto para este fin.
  • promo

    Accede a más de 70 CFD de las principales cripto, sin comisiones y con spreads ínfimos Accede

De acuerdo a Buterin, las criptomonedas son más convenientes para realizar pagos y transferencias en comparación al sistema financiero tradicional.

En su cuenta oficial de Twitter, el co-fundador de Ethereum, Vitalik Buterin, dio su opinión respecto a las criptomonedas como sistema de pago.

A través de esta publicación, el programador afirmó que la gente sigue infravalorando a los criptoactivos. Aún cuando, según su punto de vista, las criptomonedas son superiores.

Para Buterin, la superioridad de las criptomonedas no solo radica en la resistencia de la censura, sino que realmente son más convenientes.

Además, mencionó que son un gran impulso a los negocios internacionales, a la caridad y a las remesas.

¿Son las criptomonedas la mejor opción como sistema de pago?

Aunque resultaría tendencioso secundar a rajatabla las palabras de Buterin, en realidad sí existen muchísimos ejemplos que demuestran que las criptomonedas son una excelente herramienta para crear un nuevo sistema de pagos.

Respecto a la resistencia de la censura y la caridad, el programador ruso también dio su opinión respecto a la polémica de Tornado Cash.

Tras la sanción del Tesoro de EE. UU. impuesta al protocolo descentralizado que operaba en Ethereum, y que hasta hoy mantiene bajo arresto a su desarrollador principal, Vitalik Buterin planteó que Tornado Cash también se usa para buenas causas. Siendo una de ellas la caridad.

En abril de 2022, el co-fundador de Ethereum donó 5 millones de dólares en ETH a Ucrania. Incluso, el gobierno de Volodímir Zelenski abrió wallets de distintos protocolos para que cualquier persona del mundo pueda aportar con su causa.

Gavin Wood, otro co-fundador de Ethereum y creador de Polkadot, también decidió donar 5 millones de dólares, en este caso utilizando la criptomoneda DOT.

Respecto a los negocios internacionales y las remesas, El Salvador, país centroamericano que es liderado por el gobierno de Nayib Bukele, decidió convertir a Bitcoin (BTC) como moneda de curso legal en septiembre de 2021.

Una razón principal para su proyecto de Ley es que en el 2020, los envíos desde el exterior alcanzaron sumas de 5,900 millones de dólares. Esto representa más del 20% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Por supuesto, el gobierno de Bukele también espera fomentar los negocios internacionales gracias a Bitcoin (BTC), y su proyecto Bitcoin City convertiría a El Salvador en uno de los epicentros cripto más importantes del mundo.

¿Cuál es el panorama de Latinoamérica?

El desarrollo de la tecnología blockchain y la Web3 ha encontrado en Latinoamérica una región muy interesada en las criptomonedas como sistemas de pago, además de reserva de valor.

Esto se debe a las altas tasas de inflación que sufren los países en la actualidad, como también por la pérdida de confianza de las personas al sistema finaciero tradicional liderado por los Bancos Centrales, el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros.

Esto llevó a que Deloitte México comentara que las tarjetas de crédito cripto impulsarán el mercado de pagos digitales, en mayo de 2022. Y tras este mensaje —que podríamos considerar una premonición— distintas aplicaciones han surgido.

Por ejemplo, Visa lanzó su primera tarjeta de criptomonedas en América Latina a mediados de junio. A la fecha de su anuncio, Romina Seltzer, vicepresidenta senior de Productos e Innovación para Visa América Latina y el Caribe, mencionó:

“El ecosistema de criptomonedas sigue ganando impulso en la región con mayor inversión, más adopción por parte de los consumidores y más casos de uso habilitados para las criptomonedas, y continuaremos aprovechando nuestra sólida estrategia para construir el futuro de las criptomonedas y los pagos para nuestros clientes, socios y consumidores”.

Un mes después, Mastercard anunció su propia tarjeta de criptomonedas para Argentina junto a Binance, el exchange centralizado más grande del mundo.

Casos que potencian a las criptomonedas como sistema de pago, abundan en el mundo blockchain. A finales de agosto, Bitso también anunció una tarjeta de débito en México en alianza con Mastercard.

De la misma forma existen soluciones argentinas como Belo y Lemon Cash, que además ofrecen un sistema de cashback.

Brasil tampoco se queda atrás, pues Ripio lanzó allí una tarjeta de débito para pagos con Bitcoin (BTC) y más de 20 criptomonedas.

Un sistema de pago descentralizado

En la actualidad no solo existe la oferta centralizada que abarca a las criptomonedas como sistema de pago, pues también hay protocolos enfocados en las finanzas descentralizadas (DeFi) que buscan el mismo objetivo.

Para Jose R. Jiménez, embajador de MakerDAO, plataforma responsable de DAI —la popular stablecoin anclada al dólar— las criptomonedas ofrecen un amplio espectro de nuevas características que eran impensables en el pasado.

“Específicamente en términos de sistemas de pago, lo que respecta a la velocidad de transacción no tiene competencia. En el ecosistema hay herramientas que te permiten mover sumas importantes casi a cualquier hora, en algunos casos incluso sin tener que depender de entes centralizados”.

Justamente redes como Ethereum (ETH) y una gran lista de blockchains descentralizadas permiten a sus usuarios realizar transacciones de manera rápida, eficiente y cada vez más amigables con el medio ambiente.

Ya que la Distributed Ledger Technology (DLT) elimina a los intermediarios, las personas podrán utilizar el protocolo que más le acomode.

Asimismo, la barrera tecnológica para su uso es cada vez menor, y un ejemplo de esto lo encontramos en Celo. Debido a su tecnología y el protocolo de consenso Proof-of-Stake (PoS), los usuarios pueden realizar transacciones de manera accesible, pues su blockchain es capaz de operar en celulares inteligentes.

Así, hoy ya es posible enviar dinero sin la necesidad de una clave pública ni una cuenta bancaria, ya que solo necesitamos el número de teléfono del receptor.

Valora, la wallet de Celo desarrollada por cLabs.

En cuanto a MakerDAO y su stablecoin, Jiménez explica que DAI ha jugado un papel fundamental en países como Argentina, que ya ha recibido la visita de Buterin en varias ocasiones.

“DAI no solo es una criptomoneda estable que mantiene su valor a la par del dólar, sino que ofrece transparencia en cuanto a qué es lo que respalda su valor en tiempo real. Son cambios de paradigma bastante innovadores y todo lo que representa MakerDAO, como ecosistema, definitivamente es un game changer para la región”.

Como explica su embajador, el protocolo de Maker requiere un colateral de valor que respalde a DAI para imprimir más de esta criptomoneda. A diferencia, como bien sabemos, del modus operandi de los Bancos Centrales.

¿Qué sucede con las CBDC?

Las CBDC, en pocas palabras, son la evolución digital y criptográfica de una moneda fiat, cuyos activos estarían controlados por el gobierno de un país y su Banco Central.

Según el rastreador de CBDC de Atlantic Council, actualmente hay 105 países con proyectos de investigación y desarrollo de CBDC, los cuales representan más del 95% del PIB mundial.

Esto se debe a que, justamente, las criptomonedas se alzan como un avance en los sistemas de pagos, a tal punto de que los gobiernos ya están trabajando para implementar su propia moneda digital.

Sin duda, el proyecto líder en el desarrollo de las CBDC y en el sistema de pagos transfronterizos es Ripple (XRP), que facilita a los bancos realizar transferencias a otras instituciones en cualquier moneda y sin intermediarios. Brian Becerra, embajador de BeInCrypto en Español, profundiza:

“Ripple facilita este proceso con un mercado de proveedores de liquidez, que compiten para entregar la mejor opción que es elegida de forma automática mientras se establece el pago. Este proceso tarda entre 3 a 6 segundos, lo que permite un procesamiento bilateral directo casi instantáneo. Además, mitiga los riesgos en las contrapartes al no necesitar de terceros”.

Para el reportero peruano, el dinero adolece de una ironía que magnifica las expectativas de las generaciones modernas en cuanto al uso de la tecnología, ya que el sistema de pagos transfronterizos en finanzas tradicionales es ineficiente.

Remarca que las personas deben cuestionarse el tiempo que les toma a los bancos realizar las transferencias. A causa de los días que debe esperar, para una persona sería más rápido viajar de un país a otro, que transferir dinero utilizando el sistema tradicional.

“Ante cuestiones que pueden bordear lo absurdo aparecen alternativas como las criptomonedas, que resultan ser medios más prácticos y congruentes con la nueva vanguardia tecnológica. La manera en que realizamos pagos ha evolucionado”.

Jose R. Jiménez de MakerDAO comparte en cierta medida la opinión de Becerra, pues afirma que los sistemas de pago tradicionales —como todo en la actualidad— han evolucionando de la mano del desarrollo tecnológico, y cada vez tienen más funciones y usos.

Finaliza que el nivel de transparencia al que se puede llegar gracias a las criptomonedas es bastante alto, al igual que la resistencia a la censura, como bien planteó Vitalik Buterin.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.