El valor del oro y Bitcoin cambió de dirección a última hora del martes, ya que los aumentos en las emisiones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos han impulsado los rendimientos al alza. Los precios del oro experimentaron la mayor caída en un solo día en siete años, luego de alcanzar nuevos máximos históricos por encima de los 2,000 dólares.

El precio del oro había aumentado sustancialmente, ya que las tasas reales negativas de los bonos del Tesoro enviaron a los inversores a activos refugio. Sin embargo, recientemente se publicaron datos económicos sólidos y el Departamento del Tesoro anunció nuevas emisiones en otras categorías de bonos.

Ambos eventos empujaron los rendimientos a territorio positivo y provocaron una caída en picado de los precios de los metales preciosos. Michael Widmer, de Bank of America Merrill Lynch, declaró:

Hoy, las tasas reales se movieron claramente al alza y eso es claramente lo que movió al oro a la baja. Tenías datos de PPI más sólidos y creo que cuando salieron esos datos, el mercado tuvo otra mirada a las tasas y expectativas.

La extrema volatilidad observada recientemente en el mercado de metales preciosos no es habitual. Generalmente considerado un activo de refugio seguro, el oro rara vez experimenta cambios diarios superiores al 2-3%.

El aumento del oro por encima de los 2,000 dólares la semana pasada fue extremadamente rápido. La caída del martes, que hizo que los precios volvieran a bajar a 1.910 dólares, fue la caída intradía más pronunciada desde junio de 2013.

Otros activos de refugio seguro también registraron fuertes movimientos negativos durante la jornada del martes. Bitcoin en particular perdió más del 4%, pasando de más de 11,900 dólares a poco menos de 11,400 dólares.

Durante el declive, el aumento sustancial en los mercados de acciones puede indicar que Bitcoin se ha desacoplado de las acciones. Esto indicaría que el mercado está viendo a Bitcoin más como una reserva de valor que antes. El hecho de que Bitcoin también siguió la caída del oro se suma a esta teoría.

Si Bitcoin realmente se desacopla de los mercados de acciones, es probable que siga al oro en el movimiento de precios. Esto cambiaría la narrativa de los ajustes de precios de Bitcoin en los próximos meses, particularmente a medida que se publiquen los datos económicos.

Si la economía realmente comienza a mejorar y los rendimientos aumentan, es probable que el mercado del oro pierda fuerza. Esto, con la fortaleza del valor del dólar en el extranjero, también podría mover a Bitcoin a negativo.