Desde que Bitcoin (BTC) llegó a los mercados por primera vez en enero de 2009, ha tenido una increíble trayectoria ascendente: su valor se ha disparado en más de un millón por ciento.

En poco más de una década, el precio de BTC ha crecido desde practicamente cero cuando fue lanzado, hasta un máximo de $20.000 en algunos exchanges (servicio para intercambiar monedas). Este crecimiento es ampliamente considerado como sin precedentes, superando fácilmente a todas las demás clases de activos durante este tiempo.

Bitcoin (BTC): Un Activo Rentable

Durante este período, Bitcoin también se hizo famoso (o infame) por otra razón: su extrema volatilidad. Los precios de Bitcoin a veces fluctúan enormemente, perdiendo o ganando porcentajes de dos dígitos en sólo minutos. Si bien esto puede ser un sueño hecho realidad para los operadores de volatilidad, puede ser una pesadilla para cualquiera que busque invertir en la criptomoneda, ya que se arriesgaría a perder una fracción significativa de su inversión muy rápidamente.

Sin embargo, en los 10 años y cinco meses desde que se lanzó Bitcoin, el precio de BTC ha sido igual o inferior a $ 8.600 durante casi todo el tiempo. De hecho, si un inversor hubiese comprado Bitcoin en 120 de los 125 meses que ha existido, obtendría ganancias si lo tuviera hasta hoy. Los únicos meses en los que aún mantendría pérdida son los períodos de máximos entre diciembre de 2018 y mayo de 2019.

Riesgos y Recompensas

Una forma de evitar los riesgos asociados a los movimientos repentinos de precios comunes en las criptomonedas como BTC es promediar el costo en dólares. Esta estrategia esencialmente requiere que se invierta un monto fijo en dólares cada mes, para promediar el precio de entrada. Aunque esto reduce la desventaja asociada con un desplome repentino, también puede reducir la rentabilidad si la mayoría de los puntos de entrada caen en precios altos.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Parece evidente que, en general, la gran mayoría de los tenedores de Bitcoin deberían tener ganancias. Sin embargo, se puede argumentar que la mayoría de los nuevos inversores aparecieron durante el auge de 2017 cuando los volúmenes de comercio eran más altos. Durante este tiempo, numerosos inversionistas ingresaron en base al bombo cuando Bitcoin estaba muy por encima de los $8.500, dejando a estos pocos desafortunados aún en números rojos hasta el día de hoy.

Dicho esto, dado que Bitcoin ya ha más que duplicado su valor desde principios de año, muchos esperan que continúe su impresionante crecimiento, lo que debería dar un poco de consuelo a los que aún quedan del lado perdedor.

¿Eres uno de los pocos desafortunados que invirtió durante los máximos históricos de Bitcoin? ¿Cuáles son tus predicciones a futuro? Cuéntanos tu opinión en los comentarios a continuación.


Imagenes cortesía de Shutterstock.