Coinbase ha sufrido una transformación radical desde su apertura en 2012, pero muchos de los cambios no le sientan bien a sus clientes. Las recientes reformas del exchange han sido de gran alcance y se han enfrentado a un éxodo masivo de usuarios y a la limitación del mercado.

Los cambios comenzaron hace casi dos años cuando Coinbase anunció la rápida adición de cuatro nuevas monedas –Civic (CVC), district0x (DNT), Loom Network (LOOM), y Decentraland (MANA). Actualmente, el exchange tiene 27 activos listados, incluyendo su stablecoin USDC.

Antes de estas adiciones, Coinbase había sido notoriamente lenta en la adición de los pares de trading. Por ejemplo, la adición de Bitcoin Cash (BCH) llevó casi cinco meses, y la dirección de la empresa pasó gran parte de ese tiempo convenciendo a la comunidad cripto de que la adición era una buena opción.

Sin embargo, desde la adición de cuatro monedas, Coinbase ha expandido rápidamente sus listados. Esta semana Coinbase anunció 18 nuevos potenciales listados: Aave, Aragon, Arweave, Bancor, COMP, DigiByte

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
, Horizen, Livepeer, NuCypher, Numeraire, KEEP Network, Origin Protocol, Ren, Render Network, Siacoin, SKALE Network, Synthetix, y VeChain.

Las monedas de Barry

La conexión entre muchos de los listados parece algo dudosa. De particular importancia, la adición de Aragón (ANT) fue pronosticada por BeInCrypto el pasado junio con la revelación de la conexión con Digital Currency Group (DCG). Varias de las nuevas monedas listadas también tienen conexiones con DCG, incluyendo posiciones directas en Horizon y Livepeer -ambas monedas de pequeña capitalización, que ocupan respectivamente los puestos 86 y 2.212 en CoinMarketCap.

Esto no debería ser una sorpresa, ya que la DCG, fundada por Barry Silbert, es una de las principales accionistas de Coinbase. El listado de las monedas de la compañía ha causado constantemente un aumento en el valor (por ejemplo el reciente salto en OmiseGo).

Una metedura de pata tras otra

La adición algo aleatoria y rápida de monedas no ha sido el único problema. Coinbase también ha acordado recientemente ayudar a la DEA y al IRS (Organizaciones contras las drogas y el fraude) mientras que aparentemente viola la privacidad de los clientes.

El acuerdo permite a las agencias el acceso a la robusta inteligencia de blockchain de Coinbase, reforzada el año pasado con la adquisición de Neutrino.

Al poner estas herramientas a disposición del gobierno de los EE.UU., Coinbase ha violado algunos de los principios más básicos de cripto: privacidad y anonimato.

Lo que es más, el exchange ha tenido consistentemente interrupciones de servicio durante tiempos de gran agitación en el mercado. Esto ha dejado a los usuarios sintiéndose muy frustrados, ya que no han podido comprar y vender durante algunos de los movimientos más importantes del mercado.

Boicot de Coinbase de los minoristas

La lista de infracciones del exchange sigue creciendo. Como resultado de ello, los usuarios han iniciado un éxodo masivo del exchange.

Como informó BeInCrypto, Coinbase ha visto más de 200 millones de dólares retirados del exchange en los últimos días y ha coincidido con el movimiento #BoycottCoinbase en Twitter.

Si bien las pérdidas han sido sustanciales, el exchange ha dicho muy poco en cuanto a su percepción general. En cambio, se ha centrado en la fusión de recursos para proporcionar apoyo institucional. La reciente adquisición de la empresa de corretaje de criptomonedas Tagomi fue elogiada por Coinbase como el último componente necesario para un sistema institucional completo.

Parece que el modelo de negocios de Coinbase se está alejando de los inversores y usuarios individuales para centrarse más en las instituciones. A medida que los inversores más pequeños acuden en masa a pastos más verdes, Coinbase parece satisfecho y confiado en anclar su destino en aguas institucionales.