La economía mundial tiene mayores posibilidades de sufrir un shock deflacionario

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • Con la caída de los precios y la rentabilidad, los economistas predicen una espiral deflacionaria en el horizonte.

  • Esto va en contra de los supuestos de que la impresión de dinero de la FED induciría una crisis inflacionaria.

  • El futuro depende de cuán pronto el mundo pueda superar la crisis, pero puede llevar años para que la demanda vuelva a los niveles anteriores a esta.

  • promo

    Lo estamos discutiendo en nuestro grupo de Telegram, ¡únase a nosotros ahora! Y obtenga señales comerciales actualizadas y análisis regulares en criptomonedas.

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

La crisis económica mundial tiene todos los elementos de un shock deflacionario, uno que no se ha visto en décadas.



Se han emitido muchas notas de prensa que reflejan la incesante impresión de nuevos USD por parte de la Reserva Federal (FED, siglas en inglés). Algunas preocupaciones están justificadas; la FED, después de todo, ha estado emitiendo nuevos dólares en cantidades récord. Incluso trató de calmar los temores argumentando que tiene una “cantidad infinita de dinero en efectivo”.



Aunque uno esperaría una posible espiral inflacionaria, la amenaza real puede ser un shock deflacionario.

Territorio deflacionario peligroso

Con gran parte de la población mundial resguardada en sus hogares para combatir la pandemia, Bloomberg informa que el escenario más probable es una espiral deflacionaria. Los precios de todo, desde el petróleo hasta el cobre y los alimentos han caído drásticamente desde que comenzaron los cierres de empresas.

Como Joseph Lupton, economista global de JPMorgan Chase, le dijo a Bloomberg: “ahora está naciendo una poderosa marea desinflacionaria”. [Bloomberg]

Aunque esto puede parecer, en teoría, bueno para los consumidores, realmente indica un empeoramiento de la situación económica. Con cifras récord de despidos, los consumidores carecen del poder adquisitivo que alguna vez tuvieron. Por lo tanto, la mayoría ni siquiera puede disfrutar de los precios bajos. Como resultado, la mayoría de las empresas están viendo caer sus ganancias. Esa es la esencia de la espiral deflacionaria actual, y el índice de confianza del consumidor en declive es evidencia de este hecho.

El resultado de la crisis deflacionaria será múltiple: las empresas pueden posponer las inversiones debido a la rentabilidad limitada. Los hogares gastarán menos debido a un menor poder adquisitivo y en previsión de precios más bajos. La deuda se volverá más cara para los gobiernos y el sector privado. Con las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos ya en el fondo, la política monetaria también tiene sus manos atadas.

Crisis inflacionaria parece poco probable

Las conversaciones llevadas a cabo en la industria de las criptomonedas se han centrado en la infinita impresión de dinero por parte de la Reserva Federal. Es, por supuesto, significativo: como BeInCrypto informó recientemente, la Fed está imprimiendo unos USD 60 millones cada minuto.

Sin embargo, dada la deprimida perspectiva actual de la demanda global, una crisis inflacionaria parece poco probable. En cambio, es la rentabilidad la que probablemente sufrirá y hará anémico el crecimiento económico en los próximos años, si esta situación de crisis continúa.

 

Esto no quiere decir que la inflación no se refleje en los próximos años. Sin embargo, a corto plazo, el dólar no parece estar al borde del colapso; en cambio, son las empresas del mundo las que están al borde de la bancarrota a medida que los inversores escapan de los dólares para escapar de la tormenta.

Queda por ver cómo responderá Bitcoin a esta crisis única, pero a partir de ahora, el impulso alcista se está desarrollando. Al momento de escribir, la criptomoneda líder superó el nivel de resistencia de USD 7,000.

Share Article

Nacido y criado en los Estados Unidos, Anton se graduó de Licenciatura en Historia en la Universidad de Cornell. Periodista independiente consumado, se especializa en escribir sobre criptomonedas y la ‘cuarta revolución industrial’ digital en la que nos encontramos actualmente.

SEGUIR AL AUTOR

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos