Economía de Colombia crecerá 8.1% este año pero decaerá en 2023, según OCDE

Editado por Eduardo Venegas
EN RESUMEN
  • De acuerdo con el informe de perspectivas de la OCDE, Colombia mostrará un menor crecimiento económico durante los próximos dos años.
  • La causa interna de este estancamiento es que se espera que el consumo y la inversión no mostrarán mayores incrementos debido al alza inflacionaria.
  • La OCDE señaló que la inflación anual de 2022 será superior al 10%, una cifra conservadora si se compara con la inflación interanual hasta octubre de 12.22%.
  • promo

    La Comunidad de traders de Telegram más TOP con los mejores estrategias Ven y únete!

Colombia recibió noticias mixtas por parte de la OCDE. La economía cerrará este 2022 con un notable crecimiento del PIB del 8,1 %. Por otro lado se prevé que el país entrará en un estancamiento para el 2023, año en el que el crecimiento proyectado será solo de un 1,2 %.

Esto de acuerdo con el informe de perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicado este martes.

El organismo internacional también expuso que la economía colombiana se verá en dificultad para recuperar la tasa actual del 2024 en los próximos años. Por ejemplo; para el 2024, la OCDE espera que la economía crezca apenas un 1,7 %, es decir apenas medio punto porcentual arriba del 2023.

La entidad atribuye la reducción del crecimiento a factores tanto internos como externos. En el contexto internacional, la organización destaca lo siguiente:

 
“Se prevé que factores como el endurecimiento de la política monetaria, el aumento de las tasas de interés reales, la persistencia de los elevados precios de la energía, el débil crecimiento de los ingresos reales de los hogares y el descenso de la confianza debiliten, todos ellos, el crecimiento. Estados Unidos y Europa están experimentando una brusca desaceleración y se prevé que, en 2023, las principales economías de mercado emergentes de Asia representen cerca de tres cuartas partes del crecimiento del PIB mundial.”

La principal causa interna de este estancamiento es que se espera que el consumo y la inversión-dos variables que afectan el PIB real- no mostrarán mayores incrementos debido al alza inflacionaria y las expectativas. Dicha fase duraría al menos los dos años siguientes.

“El consumo y la inversión seguirán siendo moderados, mientras que los hogares y las empresas se enfrentan a una inflación y a unos tipos de interés elevados y a la incertidumbre sobre las perspectivas económicas y la política económica”.

Poco crecimiento y alta inflación

En efecto, la OCDE señaló que la inflación anual de 2022 será superior al 10%. Una cifra bastante conservadora si se compara con la inflación interanual obtenida hasta octubre de 12.22%. La OCDE espera una disminución en el volumen de precios para el 2024, aunque advierte que esta no será tan drástica.

Con respecto a la política monetaria, la entidad considera que el Banco Central seguirá manteniendo un margen estricto y que solo cesará cuando la inflación disminuya notoriamente.

El pasado 28 de octubre, el Banco de la República, emisor de Colombia, anunció un incremento de 100 puntos básicos en la tasa de interés y la fijó en el 11 % como consecuencia de que “se agudizaron las condiciones financieras adversas que enfrenta la economía, causadas por factores globales y factores idiosincráticos”.

Colombia blockchain

Desde la perspectiva fiscal, la OCDE recomendó reducir el déficit presupuestario mediante el aumento de la recaudación fiscal.

“El aumento de los ingresos públicos reducirá el déficit presupuestario según los planes de gasto actuales, que incluyen un aumento necesario del gasto social. Es necesario ampliar la cobertura de la protección social y simplificar el régimen del impuesto de sociedades para lograr un crecimiento más fuerte e inclusivo”

Durante el primer semestre de 2022, la economía colombiana tuvo un crecimiento interanual de más del 10 %, impulsada principalmente por el “vigoroso consumo privado” que fue consecuencia de la recuperación del empleo y del aumento del crédito de consumo, así como por la recuperación de las inversiones.

Sin embargo, “el consumo cayó en el tercer trimestre y la confianza del consumidor se deterioró aún más en octubre”. El organismo también achacó la desaceleración de la economía a la depreciación del peso, “que disminuyó casi un 10 % frente al dólar estadounidense solo en octubre” y “ha aumentado el costo de las importaciones y la inflación”.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.