Los consumidores darán forma al futuro de las stablecoins, así es como ocurrirá

Compartir artículo
EN RESUMEN
El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

Las stablecoins irrumpieron en escena en 2014. A medida que las stablecoins se desarrollan, hay un factor detrás de su crecimiento que aún no hemos explorado: la elección del consumidor.

Patrocinado



Patrocinado

Las stablecoins irrumpieron en escena en 2014. A medida que las stablecoins se desarrollan, hay un factor detrás de su crecimiento que aún no hemos explorado: la elección del consumidor.

El auge de estas monedas comenzó con BitUSD (BITUSD) y Tether (USDT). Luego siguió creciendo con USDC, Dai (DAI) y otras.

Patrocinado



Patrocinado

Hemos discutido el mejor respaldo para las stablecoins (commodity, fiat, cripto, algorítmico, basket), los tipos de stablecoins (al por menor y al por mayor), y el estatus legal de las stablecoins (dinero actual o mecanismo de pago).

La idea de la elección del consumidor subyace en el desarrollo de las stablecoins hasta la fecha, pero no ha recibido la atención que merece. Sobre todo porque impulsará la expansión del universo stablecoin.

La elección del consumidor no es nuevo

La preferencia del consumidor en el desarrollo del dinero no es una idea nueva.

A principios del siglo XIX, un consumidor estadounidense podía elegir el billete privado que quería utilizar en función de sus preferencias.

Podían utilizar el dinero emitido por un banco grande y lejano por su seguridad y la amplia aceptación de sus billetes. Sin embargo, también podían utilizar los billetes emitidos por su banco local porque querían apoyar a su comunidad.

Después de la década de 1860, cuando el gobierno de EE.UU. había monopolizado la emisión de dinero, un consumidor todavía podía elegir entre los billetes emitidos por su banco local o nacional, los billetes respaldados por plata o los billetes respaldados por oro. Dependía de las cualidades que más le atrajeran, ya que todos los billetes se negociaban a la par.

¿Cómo podría esta fuerza de las preferencias de los consumidores en materia monetaria dar forma al creciente universo de las stablecoins? ¿Qué tipos de stablecoins podrían aparecer? He aquí algunas ideas.

Stablecoins propietarias

Son stablecoins gestionadas por empresas privadas y son las únicas stablecoins que existen actualmente. Estas monedas tienen varios tipos de respaldo y pueden ser de diseño minorista o mayorista.

Las stablecoins propietarias al por menor, como Tether, USDC, DAI y Diem, son muy utilizadas pero fundamentalmente, no se consideran dinero corriente ni de curso legal. La Oficina del Contralor de la Moneda de Estados Unidos las define como mecanismos de pago.

Las stablecoins propietarias al por mayor son similares. Estas stablecoins, como Utility Settlement Coin (Fnality) y JPM Coin, funcionan en sistemas cerrados, facilitando las transferencias a nivel institucional.

Las stablecoins regionales

Las stablecoins regionales son en realidad una forma de scrip. En Estados Unidos, el scrip es un dinero privado no denominado en dólares que sólo opera en un sistema cerrado o limitado geográficamente. Tampoco puede sustituirse directamente por dólares estadounidenses. Existen varios scrips físicos en EE.UU. y el Reino Unido.

No es un gran paso para que un scrip existente se convierta en una stablecoin regional. Por ejemplo, una ciudad podría establecer una stablecoin para utilizarla en toda la ciudad en los negocios locales e incluso pagar los impuestos municipales. Esto es totalmente legal.

Los residentes de la ciudad podrían elegir esta stablecoin regional para apoyar a los negocios locales. Podrían recibir descuentos por pagar en stablecoin de la ciudad. Los ingresos que obtenga la ciudad por la emisión de la stablecoin podrían utilizarse para parques o escuelas locales.

Las naciones también podrían emitir stablecoins con pleno carácter de moneda de curso legal. Esto permite el uso de la stablecoin en transacciones oficiales, incluido el pago de impuestos.

Tener múltiples formas de moneda de curso legal no es una idea nueva. En los primeros años de EE.UU., los pagos al gobierno podían realizarse con algunas monedas extranjeras. Por ejemplo, el Congreso estadounidense declaró de curso legal el real español en 1827.

Una nación podría incluso declarar de curso legal una moneda propia y privada. Los consumidores podrían optar por utilizar la stablecoin de su nación en lugar de una operada por una empresa privada.

Sin embargo, es más probable que una nación emita una moneda digital del banco central (CBDC) que una stablecoin de curso legal. Una CBDC permitiría un mayor control y un mayor señoreaje.

Sin embargo, una stablecoin de curso legal permitiría a una nación, quizás una nación emergente, explotar su deuda soberana.

De hecho, Estados Unidos ofrece una especie de modelo para este uso. En 1863, el Congreso creó billetes nacionales que debían ser emitidos por los bancos nacionales. La razón principal era crear un mercado cautivo para la deuda pública, ya que la emisión de billetes requería un respaldo del 100% en bonos del tesoro estadounidense.

Un estado emergente podría crear una stablecoin respaldada total o parcialmente por su deuda soberana, lo que impulsaría su valor.

Stablecoins “endulzados”

En el futuro de las stablecoins podría haber lo que yo llamo stablecoins “endulzados”.

Imagínese que una stablecoin obtuviera parte de su respaldo de acciones o bonos de bajo riesgo relacionados con un sector económico. Por ejemplo, la energía verde u otras iniciativas ecológicas, con parte del señoreaje de la stablecoin destinado a financiar proyectos verdes.

Tal vez, una stablecoin se centre en los vuelos espaciales y en la tecnología espacial -de nuevo de forma poco arriesgada- y los beneficios se destinen a la educación científica. Tendríamos stablecoins verdes o stablecoins espaciales.

Los ejemplos de este tipo de stablecoins podrían ser interminables.

Stablecoins personales

En el extremo más alejado del universo stablecoin estarían las stablecoins personales.

Un individuo las emite con la ayuda de una empresa que custodiaría los activos de respaldo, se encargaría de las cuestiones reglamentarias, lanzaría una moneda en una blockchain y supervisaría el canje y otras cuestiones logísticas.

Con una stablecoin personal, los individuos monetizarían sus activos. Esto no es nada nuevo, pero no se ha visto en Estados Unidos desde principios del siglo XIX.

Los primeros bancos de Estados Unidos eran básicamente individuos ricos que monetizaban su oro, acciones y otros activos. Siguiendo la normativa estatal, establecían una tienda en una ciudad, hacían imprimir algunos billetes y empezaban a emitirlos. Su riqueza respaldaba los billetes denominados en dólares.

Mientras sus activos de respaldo se revalorizaban o pagaban dividendos, los individuos (banqueros) gastaban sus dólares en la comunidad, recibiendo, de hecho, préstamos al 0% del público que aceptaba los billetes. Estos dólares también podían comprar otros activos. De lo contrario, podrían, a su vez, prestarse a otros con intereses.

Del mismo modo, las stablecoins personales funcionarían de la misma manera. Con una stablecoin personal, una persona puede ser su propio banquero.

Los consumidores decidirán el futuro de las stablecoins

En este nuevo universo en expansión de las stablecoins, la regulación y la información clara y abierta serán fundamentales.

Hay que evitar polémicas como las que rodean a Tether. Además, los consumidores necesitan un conocimiento completo de las stablecoins disponibles para tomar buenas decisiones. La elección del consumidor marcará el futuro de las stablecoins.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.
Patrocinado
Share Article

El PhD Franklin Noll es una autoridad reconocida en la historia del dinero, incluidos los billetes y las criptomonedas. Ha escrito y hablado extensamente sobre estos temas, incluyendo apariciones en películas, radio y escribiendo blogs para el Tesoro de los Estados Unidos y Bloomberg News. Es el presidente de Noll Historical Consulting.

SEGUIR AL AUTOR

¡Predicciones cripto en el Mejor Canal de Telegram con +70% de precisión!

Únase ahora

Los mejores servicios GRATIS de minería Bitcoin en la nube.

Ir Ahora