AKB Fintech recibe avalancha de denuncias por presunta estafa en Venezuela

EN RESUMEN
  • La empresa ofrecía un servicio muy necesitado para los venezolanos.
  • Muchos usuarios no pueden movilizar sus fondos.
  • La empresa asegura que todo es culpa de un ataque que recibió a su plataforma.
  • promo

    Accede a más de 70 CFD de las principales cripto, sin comisiones y con spreads ínfimos Accede

La plataforma digital AKB Fintech bloqueó los fondos de muchos de sus usuarios, situación que ha disparado las denuncias de estafa por parte de los usuarios.

Este fin de semana, la plataforma AKB Fintech fue tendencia en Venezuela y no por los mejores motivos. Y es que utilizando el hashtag #AKBDameMiDinero, usuarios de la empresa la acusaron de estafa tras bloquearle sus fondos que tenían o habían recibido en ese monedero digital.

Twitter se llenó de historias de usuarios que acusaban a la compañía de retenerles sus fondos sin razón aparente y de situación problemáticas que datan de mediados de 2021 cuando la compañía empezó a pedir requisitos engorrosos para permitirle a sus usuarios utilizar sus cuentas.

Ante esto, la respuesta de la compañía residenciada en Miami fue colocar su cuenta de Twitter en privado y publicar un comunicado a en donde argumentaban que estaban siendo “víctimas de diversos ataques” a su plataforma y por eso habían decidido llevarlas a “una red privada” para cuidar los fondos de sus usuarios.

La respuesta de los usuarios no se hizo esperar. Desde “disparate” hasta comparaciones con casos como el de Bernie Madoff, el banquero estadounidense que estafó a muchos en 2008 con un fondo que era un esquema piramidal. De este nivel fueron las respuestas de un publico que cada vez más notaba que la situación con AKB no iba a terminar bien.

Fuente: Twitter

AKB Fintech: ¿Una real ayuda para los venezolanos?

La dolarización no oficial que está sucediendo en Venezuela disparó al número de transferencias digitales que se realizan en divisas en el país. Esto hizo que la plataforma P2P de pagos interbancaria, Zelle, se hiciese fundamental para el día a día económico del venezolano porque se volvió uno de los principales mecanismos de pagos del venezolano.

El problema de esto es que muchas personas no tienen una cuentas bancarias en EE.UU o, si la tiene, aún puede ser que no cuenten con Zelle entre sus servicios. Esto ha hecho que otras plataformas como Reserve y Binance, se convirtieran en herramientas para poder recibir pagos, hacer transacciones y guardar el dinero de sus usuarios. Es aquí donde aparece AKB Fintech.

Fundada por el venezolano residenciado en Miami, Guillermo Scarpantonio, AKB Fintech, cuyo nombre legal es American Time Holding LLC, llegó al mercado nacional ofreciendo un servicio sin limite de transferencias para recibir y enviar dinero por Zelle. Su plataforma operaba como un monedero digital que fungía como intermediario entre sus usuarios y quienes tuviesen cuentas en Zelle.

Su servicio era sencillo, una persona abría una cuenta y podía recibir dinero enviado desde Zelle y después enviar este dinero a otra cuenta, también usando Zelle. Lo que diferenciaba a AKB de las otras opciones es que no había ni limite de transferencia ni limite montos. Las operaciones se realizaban rápido y no había muchas quejas.

De hecho, tan bien estaban las cosas supuestamente, que anunciaron en 2020 que empezarían a instalar cajeros automáticos en dolares en Venezuela, algo único para el momento, y que podría representar para algunos que las cosas estaban saliendo bien para la compañía.

Fuente: Twitter

Pero al realidad no era como los comunicados y promesas pintaban. Tal y como v la periodista Plabeysa Ostos por Twitter, AKB no fue una opción para muchos, sino que tuvieron que aceptarla porque individuos y empresas la usaban para pagar a sus trabajadores. Al principio no hubo problema, pero todo empeoró a partir de octubre

La periodista explicó que la empresa empezó a pedir una serie de requisitos como “declaraciones juradas en las que debes especificar de dónde viene el dinero y en qué lo gastas, constancias de trabajo, formatos W8” todo esto basándose en que eran políticas de la empresa a pesar de que, para abrirte una cuenta ahí, no era necesario dar todos estos requisitos.

Fuente: Twitter

Pero la situación llegó al limite cuando las transferencias se empezaron a bloquear o a no procesarse. Para que se entienda, cuando se realizaba una transferencia en AKB había 3 pasos “transacción abierta, en proceso y negada”, hoy hay muchas denuncias de que la transferencia se quedan en la etapa de “en proceso” o que ya han sido negadas por la plataforma:

“Somos muchas las víctimas de #AKB, no sólo periodistas. Muchos venezolanos ESTAFADOS por otro venezolano (…) nos negamos a dar por perdido ese dinero, porque es algo que nos corresponde. Es un dinero que uno se ganó trabajando, partiéndose el lomo. Es un dinero que uno se ganó de forma honrada.  Entonces seguirnos reclamando lo que nos PERTENECE”

Evidentemente, este ha sido el motivo principal de la denuncia y es que muchos usuarios se han encontrado con la terrible situación de no poder utilizar su dinero, yl o que han recibido como respuesta son bloqueos por parte de la cuenta de AKB en Twitter y un comunicado escueto en donde aseguraban que todos los problemas venían de un ataque masivo que se le hizo a su plataforma.

Esta situación sumada a la incertidumbre de no saber si podrán recuperar su dinero tiene a todas las victimas en vilo porque muchas dependen de esos fondos para pagar gastos cotidianos y si no pueden sacar su dinero de ahí, su trabajo habrá sido en vano.

Fuente: Twitter

La realidad es que, si este tipo de plataformas quieren volverse una solución para el venezolano, deberían cumplir con una serie de requisitos y apostar por ser eficientes. Este tipo de cosas afectan al sector, por eso recomendamos que siempre usen plataformas que tengan un historial de ser seguras y responsables.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.