A pesar de los numerosos ejemplos de instituciones financieras que adoptaron los productos y servicios de Ripple en 2019, la criptomoneda asociada a la empresa, XRP, ha decepcionado en gran medida a los inversionistas. Aunque varios intereses están claramente interesados en tomar posiciones en la moneda digital, el precio ha bajado más de 46 por ciento en los últimos 12 meses.

BeInCrypto ha informado anteriormente sobre varios eventos potencialmente alcistas de Ripple a lo largo de 2019. Asociaciones significativas, como la de MoneyGram, junto con grandes adquisiciones han entusiasmado a los más optimistas sobre el futuro del activo digital divisivo. Hoy mismo, Whale Alert (@whale_alert) informó que se habían transferido 64.000.000 de XRP desde el exchange de Bithumb a un monedero desconocido. A los precios de hoy, el valor total en dólares de la transacción es de casi 12,5 millones.

Un vistazo a la visión general de Ripple para 2019 sugeriría que la criptomoneda asociada a la compañía también obtendría buenos resultados. Sin embargo, el precio XRP ha pasado la mayor parte del año en un estado de declive. Mientras que Bitcoin ha aumentado en los últimos 12 meses casi un 100 por ciento, XRP ha caído en picado alrededor de un 46 por ciento.

El analista de mercado de criptomonedas y fundador de Quantum Economics, Mati Greenspan, cree que el pobre rendimiento de los precios es el resultado de dos factores relacionados con la “tokenomics” de la moneda (Ecosistema económico del token).

Aunque Greenspan sigue siendo optimista en general tanto en XRP como en Bitcoin, argumenta que la presión de venta de Ripple y el hecho de que las instituciones financieras no necesiten comprar XRP para usar los servicios de Ripple han contribuido al pobre rendimiento del activo.

BeInCrypto ha informado en numerosas ocasiones anteriores sobre el vertido por parte de Ripple de las participaciones que se adjudicó a sí mismo al crear XRP en el mercado abierto. Dado que la empresa sigue controlando un número considerable de XRP, parece probable que esta tendencia continúe en el nuevo año.

En respuesta a una pregunta sobre el nivel de presión de venta que Ripple puede ejercer en el mercado en los próximos meses, Greenspan escribió:

“… tienen la capacidad de vender hasta mil millones de tokens en un mes determinado. Eso solo puede dañar la psique del mercado, lo ejerzan o no”.

El segundo factor que limita el crecimiento del precio del XRP para Greenspan es el hecho de que las empresas que optan por utilizar los servicios de Ripple pueden hacerlo sin la criptomoneda nativa de la red. Ripple ofrece a sus clientes una gama de servicios de transferencia de dinero, algunos utilizando XRP y otros no.

Rppl.info enumera los bancos que hacen uso de la red de alguna manera, y una abrumadora mayoría ya está usando xCurrent, un sistema de liquidación bruta en tiempo real que no depende de XRP. Incluso el servicio de liquidez a demanda de la empresa, lanzado a principios de este año, sólo da la opción de utilizar XRP. Greenspan se refiere a esto como “problemas de adopción con la red”.


Imágenes cedidas por cortesía de Twitter